miércoles, 16 de marzo de 2016

Espero que tomen este post con el mismo humor con el que fue escrito.

Como casi todos los temas que se escriben en foros, webs y blogs de BDSM, este también es conocido. Y como tantos otros, reciclable. Quiero decir con esto que no voy a escribir sobre algo desconocido (¿es que queda algún tema del que no se haya hablado hasta el hartazgo?), si no por el contrario, es una plática común, sobre todo entre mujeres bottom, quizás porque haya más que Tops.

Revisando viejos archivos, encontré una charla que tuve sobre el tema con Sir Williams. Le había dicho que escribiría un artículo, pero no lo hice hasta ahora. Espero que nadie se ofenda, pero si alguien lo hace quizás sea porque se siente identificado.

Aquí les dejo la clasificación, basada en mi propia experiencia y en la de varias damas del BDSM con las que he conversado, de LOS PAJEROS DEL BDSM en Facebook y otras redes.

Los pajeros investigadores:
Son los que más abundan. Quieren saber todo. Primero, si la sumisa tiene Amo. Si no lo tiene, se ofrece para serlo, y si lo tiene quiere saber qué le hace, cómo se lo hace, dónde se lo hace y, por supuesto, que se lo muestre por webcam. Que el Amo no esté presente es un detalle sin importancia y una ventaja para este pajero. La finalidad de esa charla es la investigación. El masturbarse es apenas una “consecuencia colateral”.

Los pajeros “Einstein”:
Son los que se creen genios. Piensan de sí mismos que son inteligentes y pretender convencer a la dama en cuestión demostrándole sus habilidades oratorias y/o, si se lo permite, mostrarle otras “habilidades”, incluida su… ejem… probeta. A veces su perfil se complementa con el de los pajeros investigadores, pero en definitiva sirven para lo mismo: divertirnos haciéndoles pensar que creemos en su discurso, y de repente… ¡puffff!, desaparecernos. Cada una verá si es antes o después de que explote su… probeta.

Los pajeros “dioses”:
Son los que nos quieren hacer creer que son dioses-dominantes, con experiencia, sabiduría, omnisapientes y omnipresentes. Esos que saludan con un “Hola puta (perra o epíteto similar). A partir de este momento soy tu amo. Prende la webcam de inmediato”. De la persona que está del otro lado de la pantalla, o sea nosotras, se espera que obedezca sin titubeos, se desvista con toda rapidez, con la mirada baja y la cabeza más baja aún… bueno, no tan baja que nos tape los pechos, obvio. Por supuesto que casi ninguna mujer –sin importar el rol- le hará el menor caso, excepto para anotar su nombre y alertar al resto para que ignoren al imbécil. Y no acepto la excusa de que “es nuevo y no conoce el protocolo”, porque ningún protocolo básico de educación aceptaría algo así. Por mi parte –y estoy segura que por parte de la mayoría-, pueden volver a su olimpo particular y seguir soñando.

Los pajeros bonachones:
Son los que luego de un cordial y respetuoso saludo dicen directamente lo que buscan, dando un poquito de lástima y esperando que las mujeres saquemos a luz nuestra parte maternal y los mimemos. Son pacientes, nos escuchan, nos prestan atención, hasta que sale a relucir su pedido de una forma u otra: no encuentro sumisa, o no encuentro Ama, y si tú no quieres quizás tengas una amiga que me puedas presentar, etc. No sé cuántos tendrán suerte con esa estratagema, pero al menos de entrada me resultan menos repulsivos que los anteriores.

Los pajeros encantadores:
Son los que están organizados para atraer a las sumisas incautas y/o inexpertas, las nuevas, las que quieren iniciarse en el BDSM y están APURADAS por vivir una experiencia similar a la protagonista de “50 sombras”. Puede convencerlas creándose un blog, una web, una fan-page en Facebook, creándose varios nicks de Amos y/o sumisas para darle a la “elegida” elogiosas opiniones sobre el amo en cuestión, de acuerdo al elegido en cada caso. Al menos hasta la primera sesión real (si es que alguna vez llega a darse), son encantadores, seductores, subyugan y hechizan con sus palabras “mágicas”, siempre y cuando –en los mejores casos- puedan hablar virtualmente, a través de una pantalla. En los peores casos el verdadero “amo” saldrá a relucir demasiado tarde…

Los pajeros camaleónicos:
Son los que están dispuestos a convertirse en lo que necesitemos. ¿Queremos un Amo? Él puede serlo, y su primera orden será que nos convirtamos en su dómina. También puede ser de entrada en el amo superdominante, o bueno… el sumiso más humilde, arrastrado y complaciente que podamos desear. ¡Son perfectos y cambian de acuerdo a nuestras necesidades, que finalmente son la de él! Se presentan como amos y en la charla se convierten en sumisos, o al revés. ¿Cuál es el precio que debemos pagar para obtener esta joyita? Solo atenderlos, complacerlos y hacer lo que nos “ordenan”. Eso sí, la que caiga en sus redes hará que se convierta en…

Los pajeros “chicle en el zapato”:
Son los que más molestan, los peores. Imaginen, señoras, sus mejores zapatos de tacón, esos que compraron con tanto esfuerzo y que usan solo en ocasiones especiales. Ahora imaginen que van caminando, sintiéndose como una diosa en la alfombra roja y… se les pega un chicle -una goma de mascar o como se llame en su región- en la suela. Hablo de esos chicles que cuando levantan el pie está adherido a ambas superficies, y que no importa lo que se haga, seguirá pegado hasta el final de la vida de ese zapato. Llegará el momento en que ya no se adhiera a otras superficies porque ha sido tapado con otros elementos del suelo, pero tardaremos siglos en hacerlos desaparecer…
Así son estas personas, y sobre todo si son sumisos. O pseudo-sumisos, porque un verdadero sumiso y con alguien que no es su Ama, jamás se comportaría de ese modo. No soy Dómina, pero imagino que tampoco ellas los soportan.

Los pajeros poetas-románticos:
Son los que mandan mensajes, nos dejan sus poemas en nuestro muro, cuando nos hablan sale miel de la pantalla, vuelan mariposas y pajaritos en el ambiente… Está bueno un poco de romance, en el momento justo, en el lugar exacto y con la persona acertada. ¿Me expliqué?


La lista es interminable, pero creo que dentro de esta lista y haciendo las combinaciones adecuadas podrán encontrar la mayoría de los pajeros que nos acosan por internet. Les invito a que agreguen comentarios con sus propios modelos y experiencias.

También invito a los caballeros que clasifiquen a las damas y nos cuenten qué errores cometemos. Yo les ayudo con la primera categoría: las que buscan un proveedor (dómina o sumisa).

Y si a usted no le cabe este sayo, NO SE LO PONGA. Y si le cabe, podría cambiar viendo qué cosas nos molestan a la mayoría de las mujeres. Como dije al comienzo, espero que tomen este post con el mismo humor con el que fue escrito.


AKB

1 ENSEÑANZAS:

Reina dijo...

Super ingenioso y bien descriptivo. Me has alegrado la tarde, Anita!

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers