jueves, 25 de agosto de 2016


Me lo entregó en la primera escena, junto con el collar de consideración. Y así como la cinta penetraba los agujeros del corsé, su esencia de Dominante penetraba en mi vida. Y avanzaba. Un agujero y cruzar al siguiente. Un día, cruzar al otro. Una escena, y cruzar un nuevo límite. Ajustaba la cinta. Apretaba un poco más. Me llevaba al borde del abismo para enfrentarme a mi propia entrega, pero yo sabía que no me dejaría caer. Su mano tensaba el corsé. Su inteligencia tensaba la escena hasta la voluptuosidad más extrema. Su Dominación me guiaba y me sentía segura a su lado.

Hasta que aquella noche me dijeron que se había marchado. En un segundo eterno, se había ido. Y lloré su partida. Y sigo llorando su ausencia, aunque siempre esté presente.

“Si algún día me pasa algo, olvidate de mí y seguí con tu vida”. ¿Cuántas veces me lo dijo? Muchas. Más de las que hubiese querido oír.


Hoy miro el corsé y me doy cuenta que dejó la cinta sin atar. Quizás haya llegado el momento de hacer un nudo, armar un moño y seguir adelante, con sus enseñanzas en mi mente y su imagen en mi corazón.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers