sábado, 10 de enero de 2009

No es mi costumbre trabajar en supuestos sino más bien en hechos reales, pero en estos días que estuvimos juntos mi Amo y yo, salió el tema de qué sucedería si hubiese un intercambio de sumisas y el abanico de posibilidades que se abrió fue inmenso.

El caso supuesto es el dos Amos, cada uno con su sumiso (uso el genérico masculino para hacerlo más fácil).

Lo primero que vi fueron los Amos. Si las dos parejas compartirán la sesión, todo se hace más fácil porque los cuatro se sentirán más cómodos: cada Amo podrá tener bajo su vista y cuidado a su sumiso, y este se sentirá más protegido al ver allí a su Dueño. Este caso no tendría demasiadas complicaciones, aparentes al menos.

En el caso en que tengan sesiones por separado, se complica bastante más. Aunque parezca tonto aclararlo, lo primero que debe verse es si el sumiso (o esclavo) no tiene el intercambio, cesión (permanente o temporaria), venta, alquiler, etc., como límite duro. En este caso damos por sentado que es consensuado.

Como segundo paso, los Amos deben conocerse muy bien para tener la seguridad que el sumiso, su sumiso, estará en las manos acertadas, las manos de alguien que lo cuide en todos los sentidos. Una vez que cada uno tenga claro los límites del otro sumiso, la cesión y la sesión podrían comenzar. Pero…

¿Qué sucedería si uno de los cedidos es esclavo y el otro es sumiso? Con los Amos no habría problema porque más allá de unos primeros momentos de adaptación a los límites, el Amo siempre lo es, tanto para los esclavos como para los sumisos.

Para el esclavo sería fácil (supuestamente) adaptarse al Dom del sumiso y quizás encontrara hasta suaves sus técnicas comparadas con las de su propio Amo. O… se encontrará con un Dom deseoso de tener un esclavo sin tantos límites como un sumiso y con ganas de entrar a escena de una forma más, digamos, liberal. El esclavo podría, hipotéticamente, actuar sin problemas como sumiso si el Dom circunstancial así lo quisiera. Pero esto también es relativo, ya que acostumbrado a dejar toda la responsabilidad en su Amo, le costaría adaptarse a lo que se espera de él como sumiso.

En cambio, el problema más grave (otra vez supuestamente) lo tendría el sumiso. El Amo que tiene el sumiso que le fue cedido deberá poner más de atención a los límites de éste, y si es un buen Amo lo haría sin mayor esfuerzo. Pero, el sumiso que fue cedido se vería en el problema de ser comparado o tratado (quizás sin intención) como un esclavo. El esclavo podría actuar como sumiso, pero el sumiso jamás podría actuar como esclavo.

Y ¿cuáles serían las ventajas, desventajas, los pros y las contras de un intercambio así? ¿Qué peligro conllevaría realizarlo? ¿Habría algún cambio en la relación de las parejas? Yo contestaría a estas preguntas de la siguiente manera:

*VENTAJAS:
-Variar la relación
-Poner a prueba la relación
-Intercambiar ideas y prácticas
-Pasar por una buena experiencia
-Explorar nuevos límites
-Que se forme una nueva pareja
-Recordar otras relaciones
-Subir niveles
-Que la experiencia sea buena y se pueda repetir

*DESVENTAJAS:
-Variar la relación
-Poner a prueba la relación
-Pasar por una mala experiencia
-Que se forme una nueva pareja
-Que no se quiera repetir la experiencia

*PELIGROS:
-Que a algunos de los participantes no le haya quedado claro que era sólo por una vez y desee algo más permanente, pudiendo convertirse en una molestia.
-Que la nueva “pareja” resulte mejor que la actual y quiera cambiar.
-Que alguno de los participantes no sea lo que se esperaba de él
-Que sumiso o esclavo salga dañado de alguna forma
-Que no se cumplan los límites o se saltee la palabra de seguridad

*CAMBIOS:
-Puede haber cambios o no, todo depende que se de alguno de los puntos anteriores u otros.

Hay muchas parejas, Amos, sumisos, que tienen esta fantasía y no se animan a realizarla por diferentes motivos: el sumiso no está preparado aún, el Amo no encuentra la pareja adecuada, alguna de las partes teme que si sucede se deshaga o termine la relación, u otros motivos. Dentro de estos, quizás el más frecuente sea que no se da con la pareja que se busca y desea.

Me parece que para que una cesión se dé de una forma exitosa, los cuatro participantes deben estar muy seguros de sí mismos, de sus roles y sobre todo de sus parejas.

Quizás alguno de ustedes haya probado y pueda contarnos si la experiencia le resultó positiva o no.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers