martes, 18 de noviembre de 2008

A veces, de un simple acontecimiento o acción podemos sacar una lección. Ayer recibí una muy grande por parte de mi Amo. Yo que creí haber avanzado mucho, con la enseñanza de ayer me di cuenta que tengo muchísimo más aún para crecer y aprender en este camino de sumisión.

Recuerdo la primera noche que estuvimos juntos como Amo y sumisa. Yo estaba muy nerviosa, pero confiaba plenamente en él. En esa primera escena, estando yo atada y tirada en la cama, él se acercó a mí con una aguja y me la mostró. Imagino mi rostro cuando le quitó la protección y la pasó lentamente por mi pezón. Sabía, confiaba en que no la utilizaría, pero el sólo pensar que había una mínima posibilidad de que lo hiciera, me paralizaba. Luego de jugar un rato conmigo, con mi pezón, con mi paciencia y resistencia… simplemente la volvió a tapar y la guardó.

Esa fue la primera de las innumerables veces que me amenazó con usar agujas durante estos 10 meses desde que me convertí en su sumisa. Pero desde nuestra semana de convivencia, la insistencia fue más fuerte.

No sé aún el por qué de mi temor. Si mi Amo me dice que me pondrá agujas, es porque tiene plena seguridad en sí mismo y la tranquilidad de que, a menos que suceda un imponderable, no me hará daño. Pero aún así… el miedo que yo tenía era muy grande, sobre todo al dolor.

Ayer, como todas las noches, estuvimos chateando, dado que por la distancia es la forma más práctica de estar juntos y conversar. Bien, esta fue la parte de la charla que me interesa mostrarles en el chat de ayer. Así fue:
sir_willy_williams (17/11/2008 11:21:29 p.m.): no estamos hablando de mis miedos sino de los tuyos
anakaren (17/11/2008 11:22:17 p.m.): ok... el tema ya está. Ahora... a vos ¿por qué te parece que tengo miedo y a qué te parece que tengo miedo?
sir_willy_williams (17/11/2008 11:25:24 p.m.): yo creo que es un miedo que sentirán muchos: miedo al dolor, miedo al daño, miedo a que te quede una cicatriz... impresión de ver sangre, etc. es un miedo muy común
anakaren (17/11/2008 11:25:55 p.m.): Miedo al dolor: sí, pero no es lo principal anakaren (17/11/2008 11:26:20 p.m.): Miedo al daño: no... es sólo un pinchazo y no atraviesa ningún órgano
anakaren (17/11/2008 11:27:09 p.m.): a que quede una cicatriz? No... no creo. Al menos no una cicatriz duradera, y el pinchacito se va en días
sir_willy_williams (17/11/2008 11:27:14 p.m.): entonces?
anakaren (17/11/2008 11:27:18 p.m.): la sangre no me impresiona
anakaren (17/11/2008 11:27:45 p.m.): de todo lo que dijiste, el miedo al dolor sería el más pesado
sir_willy_williams (17/11/2008 11:27:57 p.m.): ahh, ya sé
sir_willy_williams (17/11/2008 11:28:06 p.m.): miedo a que no te excite
anakaren (17/11/2008 11:28:32 p.m.): no, no me excita en lo más mínimo la idea
anakaren (17/11/2008 11:28:46 p.m.): pero si vos querés hacerlo, yo me presto
anakaren (17/11/2008 11:28:55 p.m.): soy tu sumisa, te pertenezco
sir_willy_williams (17/11/2008 11:29:01 p.m.): ESA......!!!!
anakaren (17/11/2008 11:29:32 p.m.): lo haría por vos...
anakaren (17/11/2008 11:29:39 p.m.): lo digo en serio, eh?
sir_willy_williams (17/11/2008 11:29:42 p.m.): bien, así se responde. Ahora puedo decirte que no me interesa hacerlo ... pero quería esa respuesta

¿Más claro? Imposible. El quería una entrega que yo dudé en darle. No le interesaba clavarme agujas, le interesaba mi entrega y mis sumisión. Pero no lo entendí hasta ese momento. ¿Cómo fui capaz de no darme cuenta? ¿Cómo fui capaz de negarme, o al menos de dudar a algo que él me pedía? ¿Y yo pretendo llegar algún día a ser esclava, si no soy capaz de entregarme como sumisa? Dios… ¡cuánto me queda por aprender!

Esta fue la enseñanza más impresionante que me ha dado en este último tiempo, al menos, la que más fuerte me llegó: una lección inolvidable. Gracias mi Señor…

Su sumi,

anitaK[SW]


Muchas veces he soñado cosas que me parecía que nunca iban a volverse realidad, pero llegaron, no cuando yo quería, sino cuando era el momento adecuado. Dicen que el Maestro llega cuando el alumno está preparado para recibirlo.

Durante muchos años, quizás como muchos de ustedes, me sentí una depravada, una degenerada, y la única persona en el mundo que podía disfrutar de las nalgadas o de la sumisión. Incluso cuando descubrí que había videos de “eso” que me gustaba, me seguía sintiendo la única en el mundo que le gustaban “esas cosas”.

Uruguay es un país pequeño en tamaño, con una población que ronda los 3 millones de habitantes, y por supuesto que yo era la única en este país con esas ideas y esos deseos. Incluso cuando descubrí en internet que la parafilia de dar y recibir nalgadas se llamaba Spanking y más adelante supe que era una de las disciplinas que pertenecían al BDSM. Pero con la excepción de dos Spankers, seguía sola por aquí, y si aparecía alguna spankee, desaparecía enseguida.

Pero todo esto cambió el pasado sábado 15 de noviembre del 2008. Por fin, y gracias a otra sumisa uruguaya llamada sunny, tuvimos una estupenda fiesta. Para un país tan pequeño lograr juntar 21 personas, casi todas desconocidas entre sí, temerosas de qué se encontrarán, de quiénes estarán presentes, de cómo serán y mil dudas más, no fue fácil. Si alguien llegara en ese momento y nos viera, pensaría que era una reunión vainilla común. Claro que al recorrer las habitaciones, el pensamiento podría cambiar bastante: bancos (impovisados) de castigo, una mesa con diferentes instrumentos de castigo y otra con “juguetes”, un tipo de “cepo casero” fabricado con una reja al que se podía atar al sumiso. La imaginación se hizo presente una vez más al colgar unas cintas gruesas de una puerta y de allí colgar las muñequeras… Buena voluntad, imaginación, ganas de pasarla bien, fueron los ingredientes principales de esa reunión.

Al hacer un círculo donde cada uno se presentó, dijo su nick y su nombre real, sus deseos, sueños y expectativas fue algo así como el puntapié inicial para sentirnos más distendidos. A ninguno le importó que se enfriara la pizza y el “fainá”. Los refrescos estaban fríos y el alcohol brilló por su ausencia, excepto al final que se sirvió un poquito de champagne que nos había enviado un Amo de Argentina por medio de su sumisa.

Luego llegaron las exhibiciones: bondage por parte del Maestro Morde Kai y de Sir Williams. Spanking por parte de Amo Karl y Sir Williams. Sumisas: sunny, lucía73 y anitaK[SW].

Se ha abierto una brecha para que la comunidad BDSM de Uruguay siga adelante, que nos animemos lentamente a salir del placard, que nos mostremos ante nuestros pares y nos animemos a vivir a pleno lo que nos gusta.

De esta reunión ha salido la buena voluntad de seguir con estas reuniones, de crear un Foro Uruguayo y de juntarnos con determinada frecuencia. Ha salido la alegría de habernos conocido personalmente, de ponerle cara a los nombres, de aprender y enriquecernos con las experiencias de los demás y sentir en la propia piel el entusiasmo de hacer más grande esta comunidad.

Aprovecho para agradecer a todos los que se animaron a participar, a sunny y Aldana por la organización, a los Amos que vinieron del extranjero para acompañarnos y apoyarnos, a la gente del interior del país que viajó horas para poder estar presentes, y a los Foros de Argentina: Aldea Sado, Comunidad BDSM y Mazmorra, que tanto nos alentaron y apoyaron para que este proyecto saliera y se concretara. ¡Hasta la próxima!

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers