martes, 2 de febrero de 2010


El dos de febrero del 2008, amanecí como spankee y me dormí como sumisa con un collar de consideración en mi cuello y en mi haber.

Hoy han pasado dos años desde aquella noche maravillosa donde me vestí de gala para que el BDSM y la sumisión entraran en mi vida, entre luces de velas y sombras de misterio, con ansias de aprender y miedos recién descubiertos…

Fueron dos años difíciles aún dentro de la maravilla que es la sumisión. Dos años de dudas constantes, de aciertos y errores, de aprendizaje por medio de lecturas, conversaciones, preguntas hechas mil veces y respondidas otras mil, experiencias en vivo, fantasías convertidas en realidad.

¿Era yo una buena sumisa? ¿Sería Sir Williams el Amo indicado para mí? ¿Era yo capaz de someterme a un hombre, de entregarme cabalmente? ¿Valía la pena todo ese esfuerzo por aprender a ser su sumisa?

Los meses pasaban y yo no veía evolución en mí. Pero sí la veía mi Amo, y era él quien decidía quitarme el collar de consideración y ponerme el de entrenamiento, y luego… el definitivo. Entre medio se seguían planteando las dudas, los miedos, las tribulaciones.

Puedo decir que recién en el mes de octubre pasado, más precisamente en la fiesta de Aldea Sado, algo me hizo comprender que no quería otra cosa que ser su sumisa y poder servirlo como Él lo merece. ¿Qué me hizo asegurar mis sentimientos? No lo sé… Quizás fue su forma de mirarme, el orgullo que vi en sus ojos al lucirme, su sonrisa llena de cariño y complicidad.

Hoy somos más que Amo y sumisa, somos pareja con todo lo que ello implica.

De esta primera etapa de mi vida como sumisa, de estos dos años con altibajos, con emociones y decepciones, resumo que bien valieron las lágrimas de un principio, los momentos de soledad y las distancias.

Y para terminar quiero dejarles de regalo este poema de Francisco Luis Bernárdez, que refleja mi sentir en este día:

Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,



Si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.


Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.


Porque después de todo he comprendido
por lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers