domingo, 11 de diciembre de 2011

anamorfosis
(Del gr. ἀναμόρφωσις, transformación).
1. f. Pintura o dibujo que ofrece a la vista una imagen deforme y confusa, o regular y acabada, según desde donde se la mire.

Si hablamos de pintura, quizás el cuadro más famoso o conocido con una anamorfosis, sea el de “Los Embajadores” de Hans Holbein, con su famosa calavera que representaba la vanidad y que sólo se la puede ver o descubrir utilizando, por ejemplo, una cuchara.

Lamentablemente, no tenemos nada similar para descubrir a la gente que se mete en este mundo del BDSM, ofreciéndonos una imagen deforme y confusa de, por ejemplo, un Amo, y que termina mostrándonos la realidad: la imagen regular y acabada de alguien que se autodenomina sumiso, sin tener la más mínima idea de lo que habla. Y la mayoría del tiempo las mujeres, sin importar el rol, somos víctimas de sus acosos.

Cualquier mujer que entre en Facebook y se comunique con otras personas del BDSM, será contactada por este “anamorfismo” de Amo. Si la mujer no chatea, será contactada por mensaje privado. Si chatea por Facebook, entonces tratará de comunicarse con ella presentándose como “Amo Fulanodetal” o “Fulanodetal Dominante” o “Sir…” “Master…” o cualquier Nick que se puedan imaginar. Primero son Amos; luego, de forma inesperada, se convierten en switchs, para luego, sin el menor pudor, pase mágico o palabra clave… ¡zas! son sumisos.

Estos anamorfismos de Amos, se cansaron de rogarles a las Amas, tratando de convencerlas que ellos serían sus más fieles servidores, que harían todo lo que Ellas quisieran, que se arrastrarían por Ellas, besarían sus pies, etc, etc, etc… Siempre y cuando estuvieran dispuestas a cumplir todos sus deseos y que los “dominaran” como ellos quieren, “sometiéndolos” y luego -lo más importante y que no vaya a faltar- sodomizándolos. Por supuesto que las verdaderas Amas no se dejan mandar ni manipular por sus sumisos. Así que, una vez que fracasaron en su intento con una, cinco, diez o cincuenta Amas, deciden “agarrar lo que sea”, con tal de que sea mujer y esté dispuesta a hacer lo que ellos quieren.

Las sumisas más novatas que creen genuinamente en estos tipejos y caen en sus redes (por suerte casi siempre virtuales), se enfrentan con un amo cuya primera orden es… “Ahora te ordeno que seas mi Ama y me sometas”. Claro que los someterá como él quiere. Y la sumisa obedecerá, o lo mandará a… el lugar donde se merece. Las sumisas con un poquito más de experiencia, le “cortamos el rostro” –como decimos en el Río de la Plata- a los 2 minutos de hablar con él.

Y cuando fracasan también con las sumisas, algunos desesperados –o con un gusto sexual más amplio-, se ofrecen a los Amos.

Quiero aclarar algo: cuando un sumiso realmente lo es, cuando sabe de qué habla, cuando se entrega al Dominante (hombre o mujer) en cuerpo, alma y mente, estoy convencida de que no importa su género ni el de su Dominante; no importa si es F/m o M/f, ni si es F/f o M/m, sino que cada uno asuma su rol, su género y su condición sexual. Si a un sumiso le gusta ser sodomizado y su Dominante está dispuesto/a a hacerlo, ¿cuál sería el problema? ¿Acaso tiene miedo de ser catalogado de homosexual porque disfruta de la sodomización?

A mí (y creo que a la mayoría de los que pertenecemos al BDSM) no me molesta que sodomicen a un sumiso que consensua para que se lo hagan, pero sí me fastidia, y bastante, que no lo asuma. Y peor aún: que por no asumir esa forma de goce persiga a las mujeres para que se lo hagan, con la loca idea que si es una mujer quien lo sodomiza, entonces sigue siendo heterosexual… Pregunto: ¿lo es? ¿alguna vez dejó de serlo? ¿nunca lo fue? ¿es bisexual? Y lo más primordial: ¿importa? ¿A quién le importa? ¿A usted le importa? Porque les aseguro que a mí no.

Entonces caballeros, como un favor especial: dejen de perseguir a las damas para que sean sus supuestas amas, preparadas a obedecerlos a como de lugar. Está genial que quieran tener su pareja, es estupendo que deseen ser complacidos, es fabuloso gozar del BDSM y de la sexualidad, pero para lograrlo hay una fórmula casi infalible: ser SINCERO y AUTÉNTICO con la persona que hablamos. Porque si no es esta será aquella otra, o la de más allá. Si no encuentran lo que buscan, no le echen la culpa a los demás, sino más bien pregúntense: ¿qué estoy haciendo mal para que todas me rechacen?

Para el próximo pseudo-sumisito disfrazado de Amo que se me presente, voy a seguir el consejo del Maestro Mordekai (Morgan Shinoda) dio en el foro uruguayo Divino Tormento: "...No te gastes en morderlos ni en ladrarles, tan solo dile que lo agarras de sumiso y su tarea en los siguientes 12 meses es informarse de que va el BDSM..."

Saludos y mis respetos para todos,

anitaK[SW]

PD: Esto no es para los sumisos que saben de qué hablan, que saben qué buscan, y que se informaron bien antes de autodenominarse “sumiso”. Mi admiración y respeto para ellos, que buscan sinceramente un Ama y se muestran como realmente son.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers