sábado, 16 de julio de 2011

Hace unos meses tuve la dicha de entrevistar a lena{DR}. Por supuesto que muchas de sus respuestas fueron maravillosas y las comparto, pero hubo una que me quedó grabada. Ante la pregunta “¿Quién te enseñó a ser sumisa o cómo aprendiste?”, respondió:

¿Se aprende?
Yo en conversaciones con otras personas y leyendo mucho en internet y libros aprendí qué es intercambio erótico de poder, BDSM y RACK, algo de historia y literatura sobre el tema, algunas cosillas sobre prácticas y “perversiones” que desconocía, qué es un pinwheel... A lo mejor me ayudaron a acabar de perfilar mis ideas y ponerle nombre a las cosas, pero a ser sumisa no creo que se aprenda.
Lo que sí es verdad es que esto es un proceso, y con el tiempo vas descubriendo cosas sobre ti misma, según vas analizándote, experimentando y conociéndote mejor, y que de ese proceso va saliendo la persona que eres.
Y en eso sin duda influyen para bien o para mal las personas con las que te relacionas, de quienes absorbes a veces su ejemplo, con quienes construyes tus argumentos y que incluso influyen en tu autoconcepto.

Debo confesar que al principio esta respuesta me chocó, pero luego me di cuenta que tiene razón: a ser sumisa no se aprende, sino que se nace. Como dice el Señor El Faro, se nace switch y con el tiempo uno se da cuenta que tiene más tendencia hacia determinado rol, pero un rol no se aprende, sino que se siente y se vive. Lo que sí se aprende es a absorber y procesar información, se aprende cómo servir mejor al Dueño o cómo entrenar mejor a la sumisa, y como dice lena{DR} “…a perfilar ideas y a ponerle nombre a las cosas.”

En mi época de spankee tuve el placer (nunca mejor dicho), además del honor de sesionar en real con Spankers y Amos de prestigio. Siempre estuve como spankee, nunca como sumisa porque no lo era, o… al menos yo creía sinceramente no serlo, aunque los Amos insistieran en que tenía pasta de sumisa; aún así me resistía. Hasta que llegó Sir Williams; recién con Él pude comprobar que tenían razón. Entonces… ¿Por qué no lo acepté desde un principio? La respuesta es simple: por comodidad, por desinformación, por no molestarme en averiguar qué había de cierto y qué había de mito en lo que me decían.

No es secreto para nadie que los Spankos ortodoxos no aceptan que el Spanking es parte del BDSM. Eso está muy bien, están en todo su derecho de pensar así. Es más: yo también compartía esa línea de pensamiento hasta que me informé y me di cuenta que el BDSM no era el tenebroso castillo que yo imaginaba. Claro que hay Spankers y spankees que a pesar de haber leído lo mismo que yo, siguen pensando igual. Mi respeto y admiración para ellos por ser coherentes.

En realidad, mi intención al escribir esta introducción era hablar sobre las spankees que deciden transformarse en sumisas. Personalmente pienso que la spankee también es sumisa, pues cuando está sobre las rodillas de su Spanker aceptando su castigo (aún dentro de la aparente rebeldía) se está sometiendo.

Entonces… ¿Puede una spankee pasarse a la sumisión? Por supuesto que sí. De hecho, supongo que siempre habrán existido spankees que decidieron ser sumisas, pero quizás en los últimos años fueron más. ¿Esto es malo? No, al contrario, creo que es buenísimo, pero…

Hay spankees que por algún motivo decidimos probar la sumisión; nos dimos cuenta que este era nuestro verdadero rol y decidimos permanecer en él. Otras probaron, notaron que la sumisión no era lo suyo y desistieron; mientras otras jamás lo probaron porque tienen la seguridad que están en el rol que desean. Hasta ahí todo bien.

Ahora… ¿Qué pasa con algunas ex spankees que se transforman en noveles sumisas? Cometen el error de creer que el BDSM es igual que el Spanking. Es decir: la responsabilidad de la spankee es provocar, ser rebelde, caprichosa, traviesa, etc. Para el rol de spankee no se necesitan demasiado conocimientos, sólo representar el papel que se haya pactado con el Spanker (hija, adolescente, estudiante, secretaria, esposa, mujer engreída, etc., etc., etc.). Todo esto, por supuesto, teniendo en cuenta el SSC o el RACK. La spankee provoca, más tarde o más temprano el Spanker reacciona, viene el castigo, la calma y el ciclo recomienza.

Antes de continuar quiero aclarar que no estoy menospreciando el juego de roles, y mucho menos el Spanking ortodoxo o clásico, del que me siento defensora entre la gente del BDSM que no termina de comprenderlo.

Hay ex spankees que continúan, en ciertos aspectos, teniendo actitudes de su antiguo rol y distorsionan el de sumisa. Acá cabe una explicación: mi Amo y yo pertenecemos a varios grupos virtuales, tanto de Spanking como de BDSM. En los grupos de Spanking a veces tengo un comportamiento más propio de una spankee que de una sumisa, pero es de acuerdo y en complicidad con mi Amo, quien me permite esas “licencias”. Eso lo hago sólo en esos grupos y muy rara vez en el Foro de Aldea Sado, pero jamás en real: ni en escenas privadas, fiestas o reuniones donde esté como Su sumisa.

Cuando hay dudas sobre algo relacionado a un rol o al BDSM, es posible que lo mejor sea recurrir al Amo en primer lugar, y luego a otras fuentes como la web de Aldea Sado, los “Cuadernos BDSM”, blogs de Amos que inspiren confianza por su reconocido prestigio, por ejemplo: Amo Gabrel, DidaK o El Faro, quien específicamente nos indica que:

Una sumisa lo es, cuando al menos se cumplen los siguientes requisitos:

1)Que se sienta sumisa.
2)Que quiera ser sumisa.
3)Que quiera esforzarse en ser sumisa.
4)Que no haya nada que le impida finalmente SER sumisa.

Una vez que se consiguen estos cuatro requisitos básicos, se podría agregar que para ser sumisa también se necesita, entre otras cosas, información sobre el tema. La información es básica para poder mejorar cada día, poder aspirar a sentir felicidad a través de la felicidad del Amo, lo cual no es nada fácil si se tiene un carácter egoísta, es decir: buscar el propio placer antes que el del Amo.

Una sugerencia a las spankees que deseen convertirse en sumisas, es que se informen ampliamente sobre el tema en primer lugar; en segundo, que busquen un buen Amo, alguien que las sepa guiar y conducir por este camino de la sumisión.

La sumisión es como una escalera que puede elevarnos al subspace o hacernos caer en el pozo más profundo. Al elegir un Amo se debería pensar que será Él quien tenga la responsabilidad de guiar y cuidar su futura propiedad; será Él a quien se le entregue el tesoro más valioso: la integridad física y mental de su sumisa. ¿Usted cree que cualquiera tiene capacidad como para hacerse cargo de tal compromiso?

La responsabilidad básica de la sumisa es protegerse, cuidar de sí misma y de su integridad, por tanto debe prestar mucha atención, ser astuta e inteligente para elegir a su Dominante. ¿Cómo hacer esto? Informándose en lugares serios: webs, blogs, etc. Si no sabe, debería preguntar. Siempre va a encontrar personas que le inspiren confianza y que le indiquen dónde y qué leer, porque no todas las webs dicen la verdad, ni todos los blogs son confiables.

Usemos la inteligencia, amigos. Una vez lo dije en este blog y hoy lo repito: el BDSM es sólo para personas inteligentes y responsables. Si alguien siente que no tiene estas características… ¡Huya! Antes que sea tarde, porque el BDSM no es para usted. Y si se equivocó de compañero, sea lo suficientemente humilde para reconocerlo y alejarse de esa persona, antes de que alguien salga dañado.

Después de tomar una decisión, con la información acertada para el rol que se quiera ejercer, sólo resta disfrutar en compañía de la persona elegida, teniendo en cuenta el SSC y/o el RACK, y viviéndolo como cada uno mejor lo conciba.

Como siempre, esta es mi pensamiento. Gracias por leerme y saludos para todos,

anitaK[SW]

sábado, 2 de julio de 2011

ENCUESTA SM/BDSM 2011


Las encuestas sobre temas vinculados a formas de conductas menos conocidas o consideradas inhabituales han sido tratadas en pocos sitios y bajo muy diferentes denominaciones según el interés de sus generadores.
La dominación/sumisión, el sadismo-masoquismo y el dolor/placer entre otras formas de conducta, existen en un alto número de personas en nada diferentes del resto de la población. La presente encuesta está realizada con el fin de obtener información sobre conductas que se reconocen con frecuencia entre nuestros amigos, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo u otras actividades e incluso en variados programas televisivos.
Son sólo formas de conducta, de lo que se ocupa la etología (o ciencia de la biología de la conducta), creada oficialmente en 1973, año en que se da el Nobel de Medicina a tres cultores de la misma.
Agradecemos esta colaboración que permitirá conocer este aspecto de la etología, con mayor exactitud, tal como se ha realizado en otros países. Las respuestas son totalmente anónimas y servirán para la valoración estadística, la que se publicará periódicamente.

Maestro Avanlys y equipo de colaboradores --> Responder AQUI

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers