lunes, 16 de junio de 2008

A veces pienso si es que soy sólo impulsiva. Quizás sea también atrevida y kamikazi. Pero debe de haber una buena razón para que me lance a tocar y opinar sobre temas tan escabrosos y polémicos como este. Nunca espero que alguien esté de acuerdo conmigo, ni siquiera mi Amo, pero es mi forma de pensar y así lo dejo saber.

Creo que el pensamiento es algo cambiante, totalmente variable y transformable a través del tiempo. Y cuanto más tiempo pasa, el pensamiento más continúa su transformación. O no. Hay formas de pensar, valores -sobre todo éticos y morales- que no cambian ni se alteran a lo largo de la vida. Cuando pequeña sabía y pensaba que robar era malo y hoy sigo pensando lo mismo, no varié mi pensamiento. Pero antes de casarme pensaba que la virginidad era una virtud y ya hace muchos años que la virginidad ha dejado de ser un valor para mí.

Cuando entré al mundo del spanking lo hice como una persona totalmente ignorante del tema, solo sabía que era lo que me gustaba y excitaba desde siempre. De a poco fui aprendiendo con lo que leía de otra gente con más experiencia que yo más lo que recogía de páginas y blogs. En el error o en el acierto fui con el tiempo sacando mis propias conclusiones.

Desde hace años que se ha venido suscitando en algunos grupos de spanking el tema del Spanking y las Nalgadas: diferencias y similitudes, adeptos y detractores de uno y otro. Sobre este tema surgen una gran variedad de subtemas con infinidad de preguntas. Los subtemas y las preguntas pueden servir tanto para el Spanking como para las Nalgadas, pero las respuestas son totalmente diferentes dependiendo de quienes respondan.

Entonces: ¿qué es para mí el Spanking y qué son las Nalgadas?.

Spanking:
-Es parte del BDSM
-Consiste en nalguear o azotar con cualquier instrumento las nalgas y parte de los muslos de la persona sometida por parte del Dominante.
-Esta disciplina se puede realizar sola o acompañada de cualquier otra disciplina del BDSM como por ejemplo el bondage (una simple atadura de muñecas y/o tobillos hasta algo más completo y complicado), mordazas, vendas, humillación o más.
-Puede usarse para impartir disciplina, como parte del entrenamiento del sumiso o también como juego erótico.
-La sesión puede ser o no con sexo (penetración).
-Si es BDSM también debe de cumplir con otras premisas:
a) EPE o TPE: intercambio de poder (erótico o total)
b) Sadismo y masoquismo
c) Dominación y sumisión
d) SSC/RASK -Sano, Seguro, Consensuado


Nalgadas:
-No pertenece al BDSM
-Consiste en nalguear o azotar con cualquier instrumento las nalgas y parte de los muslos de la/el spankee por parte de la/el Spanker.
-Las nalgadas son un juego en sí mismas y las variaciones siempre se darán dentro de un contexto: la/el spankee que hace algo mal y es castigada/o por el/la Spanker. Puede haber o no juego de roles.
-Puede usarse para puro placer (nalgadas eróticas) o para impartir disciplina (nalgadas disciplinarias). En caso de las nalgadas eróticas seguramente la sesión incluya sexo, o mejor dicho, penetración. Si son nalgadas disciplinarias, casi seguro que no sea con sexo. A veces el/la Spanker decide usar el sexo anal como castigo, como humillación.
-Como en el Spanking, en las nalgadas hay:
a) EPE o TPE: intercambio de poder (erótico o total)
b) Sadismo y masoquismo
c) Dominación y sumisión (el Spanker es un dominante y la/el spankee se somete, a pesar de su aparente rebeldía, al “poder” que concedió con anterioridad)
d) SSC/RASK – Sano, Seguro. Consensuado

Entonces, nos podemos preguntar ¿cuál es la diferencia entre el Spanking y las Nalgadas?

1) En el Spanking se usan también otras disciplinas del BDSM, en las Nalgadas no.
2) En el Spanking se azota a una sumisa (spankee, sumisa o esclava), en las Nalgadas sólo se azotan spankees que NO son sumisas. Las defensoras de las Nalgadas no se consideran sumisas, aunque la “rebeldía” de la que hace gala la spankee sea ficticia y sólo parte del juego.

Ahora quisiera compartir con ustedes el punto de vista que tenía como spankee y el que tengo ahora como sumisa.

Fui en mi momento una de las más grandes defensoras de las Nalgadas, pero yo siempre mantuve ideas que mis amigas spankees no compartían:
-Siempre dije que a mí me gustaban las nalgadas con “toques” de BDSM, como algo de bondage, mordaza y venda entre otras cosas.
-Siempre dije que para mí las nalgadas formaban parte del BDSM
-Y una idea que creo muchas compartimos es que l@s spankees no son sumis@s, sino simplemente tienen actos de sumisión. ¿Por qué digo que no son sumis@s a pesar de que se someten? Porque la actitud es diferente y creo que todo pasa por la actitud.

El rechazo más grande de los partidarios de las Nalgadas hacia el Spanking, no es por el Spanking mismo, sino porque este pertenece al BDSM y la mayoría de los spankos lo sigue viendo como un tenebroso castillo lleno de habitaciones oscuras y tétricas mazmorras donde sólo hay dolor, tortura y miedo. En cambio las nalgadas están fuera del castillo, en los jardines llenos de flores, mariposas y pajaritos y las sesiones trascurren a la luz del sol brillante y claro, en armonía y felicidad, entre los rezongos de l@s Spankers y las travesuras de l@s dulces spankees.

Una querida amiga ha intentado muchas veces sacarme del castillo, “rescatarme” de allí incluso cuando aún no me había convertido en sumisa, porque ella tiene la idea de que dentro del castillo todo es tenebroso, tétrico y oscuro; admito que en su momento yo también lo veía así, pero a la vez admitía que el Spanking formaba parte de este castillo y estaba relegado en un cuarto pequeño, mientras que el resto de las disciplinas tenían un lugar mejor. Ese “era” mi pensamiento.

Ahora, como sumisa, mi visión ha cambiado en algunos aspectos. El Spanking sigue siendo básico para mí, y sin duda la disciplina que más disfruto dentro del BDSM. Hoy vivo dentro del castillo y me siento cómoda en él. Me doy cuenta que este lugar es tan tétrico, oscuro, perverso y maligno como mi Amo y yo decidamos que sea, y cada persona que practica una disciplina en el castillo del BDSM ambienta su lugar a su real gusto, saber y entender, sin que por eso sea mejor o peor, simplemente es como cada uno quiere que sea y como cada uno lo disfruta…

Mi intención principal al escribir este artículo, es que todo esto sirva para unir las Nalgadas y el Spanking, que no son dos disciplinas diferentes sino que es la misma. Si vemos las definiciones, la única diferencia entre Spanking y Nalgadas es que la primera pertenece al BDSM y la segunda no, porque sus seguidores dicen que no es BDSM aunque haya Dominación, sumisión, sadismo y masoquismo.

El/la Spanker domina aún con un poder que le fue concedido; la/el spankee se somete, porque así lo desea, pero se somete aún en la rebeldía que lo caracteriza; el Spanker es un sádico que se excita con el placer que le causa a la spankee cuando la azota; y la spankee es masoquista dado que disfruta y se excita con el dolor que recibe cuando está siendo nalgueada y también con el entorno, la humillación del rezongo y de las poses que es “obligada” a adoptar, la entrega de poder y todos los componentes que tiene una azotaína.

Por supuesto que como dije desde un principio, esto es sólo mi óptica, mi punto de vista. Así que estoy saliendo a pedir ayuda y opinión a Spankers y Am@s, gente con experiencia que sabe del tema para que compartan con nosotros su forma de pensar. También le estoy pidiendo opinión a los spankees puros, a los spankees que se han convertido en sumisos y a los sumisos y esclavos que siempre se han sentido así.

El próximo artículo será para que hablen los Dominantes, y cerrarán el ciclo los sumisos.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers