domingo, 16 de diciembre de 2012


Pintura: Lilit (1892), por John Collier

Siempre creí que la primera mujer fue Eva. Así me lo enseñaron y pensé que era verdad. Los que me lo dijeron, quizás estaban convencidos de lo que me decían y tal vez, como yo, ignoraban la existencia de Lilith. A mí me la presentó hace unos pocos años un amigo chileno, escritor.

El nombre de esta dama aparece en la literatura hebrea. En la Biblia cristiana, aparece de forma fugaz en el libro de Isaías, 34:14, donde Dios extermina a todos los habitantes de Edom, y quedan como dueños del lugar, animales como buitres, serpientes y… Lilith. “También allí Lilith descansará y hallará para sí lugar de reposo”.

No voy a hablar en este post sobre la manipulación que se hizo durante siglos de la Biblia, y de cómo la “Palabra de Dios” fue acomodada según el poderoso de turno. En vez de eso les comentaré que encontramos a Lilith no solo en la Biblia y en la literatura hebrea, sino que además también aparece (según diferentes autores), en la simbología súmera y babillónica.

Era una mujer de una belleza perfecta, opulenta, de cuerpo sinuoso, cabello rojo, ondulado y larguísimo. Inteligente, seductora, estratega, pero sobre todo indómita e impetuosa… no tardaría en emanciparse para lograr su independencia. Fue, extraoficialmente, la primera mujer de Adán. Aunque… para mi gusto preferiría decir que Adán fue el primer hombre de Lilith. A diferencia de Eva, la primera mujer fue hecha de arcilla al igual que el hombre, pero para desgracia de éste, salió independiente, pensante, reflexiva y por lo tanto… insumisa. No estaba dispuesta a tener una posición inferior al hombre; tampoco quería estar por encima; simplemente quería ser… igual. Ni más ni menos: igual. No estaba a yacer debajo de él, sino que, durante el sexo, demandaba por mantener la posición dominante. Al contrario de lo que le enseñarían al resto de las féminas por los siglos de los siglos hasta nuestros días, era sexualmente activa y reclamaba el derecho al deleite, así también a gozar del sexo en el momento que lo deseara (imagino a Adán diciendo que le dolía la cabeza…).

Al ver que el Creador desatendía sus pedidos, y que su compañero no estaba dispuesto a reconocer el lugar que le correspondía, hizo lo que toda mujer debería hacer: irse para ser libre. Porque permanecer allí significaría rebajarse, humillarse, aceptar por siempre una inferioridad otorgada por un poder al que no estaba dispuesta a reconocer. Así que, desnuda como había llegado, abandonó el supuesto paraíso…

Fue entonces llegó Eva, la madre de la humanidad, la primera mujer oficial de Adán. Recibida con bombos y platillos, pues fue creada a partir de una de las costillas de su marido, por lo tanto, sumisa, obediente, humilde. Ya me imagino a Adán, caminando por el paraíso y gritando: “Aprende, Lilith… Esto es una mujer, esto es una esposa –mientras señala a Eva-, ¡no una loca con ínfulas de independencia como vos!”. Y Eva, con la cabeza baja, ruborizada y orgullosa, caminando dos pasos atrás de quien, tan generosamente (¡ja!), había donado una costilla para su creación.

Claro que la rebeldía, la insumisión, la independencia, el orgullo… tiene su precio. A Lilith le cayó encima la maldición de la mala prensa. Estoy segura que ninguno de los que están leyendo esto, sabían que Minguito Tinguitela le copió a Adán una de sus frases más famosas: “Cuidado conmigo, ¿eh? Que te puedo levantar un manolito, o te puedo hacer un buraco así de grande…”. Y si hay algo que no le hicieron a la verdadera primera mujer, fue un monolito. O manolito, como decía el periodista estrella de La vo’ del rioba.

Supongo que una vez que Lilith abandonó el paraíso y Eva se consagró como la Primera Dama del Edén, el Cuarto Poder comenzó a crear las historias que se hicieron famosas a través de los siglos. Que si era la reina de súcubos (demonios femeninos), por haberse opuesto a Dios; que si era una ninfómana enfermiza (basta que una mina deje al marido para que todos la califiquen de puta); que si seducía a los hombres para usarlos y estrangularlos después (porque ellos siempre son muy caballeros con nosotras, ¿no?); que si era la reina de los vampiros porque después de matarlos bebía su sangre… En fin, que la mina pasó de ser la primera y única mujer de la Creación, a la versión femenina del demonio.
Claro que todo eso no fue suficiente. Parece que, ya fuese por envidia o por otros motivos ocultos, varias mitologías la encuentran encarnada en monstruos femeninos: Lamia, Empusa, las harpías, las parcas y demás figuras femeninas donde se alude a la muerte de hombres y niños. Sí, porque además de hombres, se comía a los niños crudos (dicho en forma literal y no tanto…). También hay referencias en la Brunilda de los Nibelungos, en la diablesa babilonia Lilu, y hasta en la Reina de Saba.

Etimológicamente, Lilith viene del hebreo layil (noche), y se representa como un demonio nocturno peludo, o como una mujer de cabellos muy largos. Otros dicen que viene de Lil, también hebreo y alude a lo que tiene que ver con la noche, por lo que su nombre significaría algo así como “la nocturna”. Esto ayuda a verla como un ser oscuro, maligno, sangriento, satánico.

Según uno de los mitos, Lilith convertida en serpiente es quien seduce a Eva para que pruebe el fruto prohibido. Después, apoyada por Samael (más tarde llamado Satán), hace que engendre a Caín. Más tarde, Lilith se encargará de convencer al hijo mayor de Eva para que mate a Abel.

Para mí, y más allá de la religión, Lilith representa a la mujer que no se somete por imposición y exige un trato idéntico, convirtiéndose quizás, en la primera luchadora por la igualdad de géneros. No en vano muchas organizaciones feministas la han tomado como referente.

Me pregunto… ¿Lilith fue la primera Dómina? ¿O fue una sumisa insumisa? ¿Fue tan mala como para que la compararan con la versión femenina del diablo? ¿O fue tan buena como para que todos los hombres quisieran yacer con ella sin importar las consecuencias?

Si el 21/12/2012 no se termina el mundo, nos vemos por acá antes de fin de año. De lo contrario, como decía Arthur N. García Wimpi:

“…que todo sea para bien”

domingo, 18 de noviembre de 2012

A una nariz
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.
Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce Tribus de narices era.
Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.

Francisco de Quevedo (1580 – 1645)
No sé por qué, pero cada vez que leo este soneto pienso en el personaje de Edmond Rostand: Cyrano de Bergerac. Y cada vez que pienso en Cyrano, viene a mi memoria el actor que, para mí, mejor lo ha personificado: Gerard Depardieu.

No, no crean que voy a hablar sobre estas obras. Tampoco sobre estos personajes. Mi post de hoy pretende hablar sobre cuánto influye en nuestras vidas lo que cada uno ve como un defecto físico. Tener narices grandes, dientes grandes, labios gruesos o finos, orejas de Dumbo, mucha cadera, senos grandes o pequeños, ser petiso y gordo o flaco y alto, tener pelo enrulado o muy lacio… etc, etc, etc. Cada uno sabrá qué es lo que le molesta de su físico.
Yo he luchado toda la vida contra mi obesidad. Lo primero que me dice la gente cuando me conoce es: “¡pah! ¡Qué grandota que sos!”. Esa frase la he oído desde que tengo uso de razón… Y no me cae muy simpática. “No sos tan gorda, lo que pasa es que sos muy grande…”.
Siempre quise ser bailarina de ballet. Sonará tonto pero es verdad. Y que Rudolf Nureyev y Mikhail Baryshnikov agradezcan desde el más allá que nunca se me ocurrió, o iban a estar en problemas para levantarme… Bromas aparte, yo admiraba la elegancia de los pasos, esa sensación de ser etérea, de tener brazos de cisne, dar pasos de gacela y mover las manos como mariposas… Por lo general, queremos ser lo que no somos ni podemos llegar a ser. Y en vez de gastar dinero y energía en ser lo que no somos, nos perdemos de disfrutar lo que sí somos y tenemos. Como en el cuentito de “El verdadero valor del anillo”, dejamos que otros nos digan cuánto valemos, en vez de valorarnos nosotros mismos, los únicos capacitados para hacerlo.
En el BDSM, ¿cuántas veces permitimos que otros nos valore? “Ah, pero yo quería un Amo alto y joven”, dice la supuesta sumisa cuando conoce al Amo que supera los cuarenta. “Disculpá, pero mi sumisa debe ser joven, delgada, con experiencia y sin límites”, dice el Dominante cuando conoce a una sumisa con sobrepeso o con edad para ser abuela…
“Fulana tiene pechos grandes, pero no me sirve para sesionar: tiene problemas de columna”, dice le dice un master a otro.
“El sumiso Tal es muy viejo, tiene como cincuenta años. Es feo y no tiene plata para hacerme los regalos que me gustan”, comenta la dómina
“Amo XXX sabe, pero es muy joven. Yo quiero un Amo con experiencia”, dice la sumisa que empezó en el BDSM hace dos semanas.
“En cambio ZZZ Dominante… es muy veterano. Y tiene panza. Y es bajito. Y…”, dice la esclava Gor.
“sumis@ tal es lo mejor que conozco, pero está muy por encima de su peso. Es gord@”
La lista es infinita. Cada uno de ustedes le agregará la frase que desee, pero el resultado siempre es el mismo: dejamos que el otro decida si me quiere o no. Espero que no se mal interprete lo que digo: por supuesto que el otro siempre va a decidir si me quiere de compañera o no, pero si esa persona me eligió a mí, la última palabra la tengo yo. Y viceversa.
Pero… ¿con qué derecho el otro intenta humillarme sacando a relucir ese defecto que tanto me duele? Sí, mi Amo me puede humillar dentro del juego y dentro de los límites que pactamos. Pero hasta ahí. Que sea mi Amo, no le da derecho a lastimarme, o a dejar mi autoestima a la altura del felpudo. El tiene la obligación de respetarme y yo el derecho de hacerme respetar cuando no se están cumpliendo los límites o soy conciente que me está haciendo daño.
Todo esto es porque, quizás como muchos de ustedes (sobre todo las sumisas mujeres), estén cansados de ver fotos de sumisas “perfectas”, que se separan mucho de la realidad. Por suerte para todos, hay mucha gente joven, hermosa, con cuerpos divinos, con rostros perfectos… que no son lo que vemos comunmente cuando vamos a una reunión. La mayoría de las mujeres tenemos algún kilo de más, somos muy altas o muy bajas, tenemos caderas grandes, etc. Y los hombres son grandes o muy jóvenes, delgados (sin tablita de ravioles en el abdomen), o con sobrepeso, con poco pelo, con mucho vello… o qué se yo.
Entonces, mi pregunta es: ¿qué busco cuando busco un/una compañero/a de sesión, o Amo/a, o sumiso/a? ¿Un modelo para foto o alguien que me haga vibrar, que goce con mi entrega, que me modele o que me permita modelarlo a mi antojo, que confíe en mi totalmente, etc?
¿Qué es más importante para mí: su físico o su mente? ¿Qué me importa más: qué tenga XX años o que tenga cerebro para entregarse a mí y yo a esa persona? Por supuesto que yo no saldría con alguien que me desagradara físicamente, pero al menos me daría la oportunidad de conocerlo y ver cómo es “por dentro”.
No estoy haciendo apología de la obesidad. Es una enfermedad de las más dañinas que existe. Pero esta foto me encanta, porque más allá de los kilos puedo ver entrega, valor, confianza… Veo la belleza desnuda de una sumisa para la que quizás, sacarse esa foto haya sido una ofrenda de entrega para su Dueño. Y para Él, ella posiblemente sea SU JOYA MÁS VALIOSA.


anitaK[SW]

miércoles, 14 de noviembre de 2012

A veces nos alejamos de una persona o de una actividad porque estamos cansados de luchar, o de trabajar en vano, o porque las cosas no se dan como queremos. A veces ponemos demasiadas expectativas en el resultado o en lo que espero que la otra persona haga, pero… Rara vez se da el resultado que quiero. Y entonces vienen las decepciones… “Yo pensé que Fulanito haría tal cosa…” “Lo que tendría que haber hecho Menganito era…”. Pero como es lógico, el otro hace lo que quiere y no lo que yo quiero que haga.


Hay circunstancias donde se juntan más de un motivo para que se produzca un alejamiento que puede ser temporal o permanente. En mi caso fue un alejamiento temporal, porque este es mi lugar, dentro del mundo del BDSM. Pasé demasiados años de mi vida buscando vivirlo, y ahora que lo tengo no lo quiero perder.

Entré a este mundo y tuve mi primera sesión como spankee hace 7 años, el 22 de noviembre del 2005. Un día mi Amo me preguntó:
-¿no te aburriste del Spanking?

-¿Cuántos años fue Spanker usted? – respondí.

-Unos treinta… y me aburrió.

-Yo fui spankee dos años… y todavía no tuve tiempo de aburrirme.

Es verdad. Todavía no me cansé ni del Spanking, ni de la sumisión, ni de las sesiones, ni de la relación D/s. Sí estoy algo cansada de algunas personas dentro del ambiente, pero… tengo claro que no las puedo cambiar. A la única que puedo hacer cambiar, con mucho trabajo, es a mí misma.

La sumisión es una parte muy importante de mi vida, pero no la MÁS importante. Podría decir que para mí es una necesidad básica. No es de supervivencia, pero es básica como el sexo, el sentido de pertenencia, la intimidad, la autoestima, o la seguridad entre otras. Por eso estoy regresando, porque necesito volver y volcar aquí mis sentimientos, mi forma de pensar y mi manera de ver y vivir el BDSM.

No crean que el descanso fue improductivo. No, nada de eso. Estos meses de ausencia los aproveché para terminar mi libro, registrarlo y darle los últimos toques. Ahora viene la peor parte: encontrar alguna editorial que esté dispuesta a arriesgarse conmigo… Si alguien sabe de alguna, me avisa.

No voy a volverme loca escribiendo, tengo mucho trabajo y poco tiempo, pero… espero escribir al menos dos o tres post por mes.

Gracias por quedarse a mi lado…

Para terminar, repito las palabras del poema de Rudyard Kipling:

“…descansar acaso debas,

pero nunca desistir…”

  anitaK[SW]

martes, 25 de septiembre de 2012

...o carpeta de enviados. Es más o menos lo mismo en este caso.

El otro día estaba buscando en mi correo de Ana Karen Blanco, un mail enviado hace años, y me topé con los mails que había enviado y recibido hace casi cinco años, al grupo virtual de yahoo que tenía Aldea Sado a fines de 2007.

Quiero compartir con ustedes cómo era mi forma de pensar en ese momento, y el "diálogo" que se dió en ese momento con quien hoy es mi Amo, Sir Williams. Él publicó un post de cris primavera y, basado en ese post, se dió este intercambio:


Sir Willy Williams escribió:
<< El Despertar...
Por: cris primavera
Si ha de ser, será, no lo dudes, hoy, mañana o dentro de diez años, pero si lo llevas dentro de ti querrá salir a la luz. Una imagen, una conversación, un libro, una película, una página web.. Da lo mismo, cualquier cosa, por futil que sea, puede ser el detonador de un despertar a unos pensamientos que al principio te asustarán, te confundirán, lucharás contra ellos, pero todo será vano...
Lo negarás mil veces, te sentirás sucia, avergonzada. ., pero no es nada sucio ni negativo, es algo intrínseco en ti, una parte de tu alma que desconocías, y que te torturará por dentro hasta que encuentres a esa persona complementaria que haga que tus fantasías más oscuras, más obscenas, esas que te aterraban al no conocerte a ti misma, se conviertan en realidad, y te satisfagan, y llegues a planos de sensaciones muy elevados..
Necesitarás ser de esa persona.., como necesitarás el agua y la comida..., El te proporciona tu otro alimento, ese que hace que te sientas como una diosa en el Jardín Prohibido del éxtasis.. Que cuando te llame su "perra" tu cuerpo tiemble y se estremezca y asientas y digas con un amor infinito e inclasificable "si, mi Amo"... y sus deseos sean un placer mutuo, El por recibirlos, y tú por dárselos... Y le entregues tu llanto, tu dolor.. Y él bese tus lágrimas y las seque después con ternura... Y ambos seáis uno, tan importante uno como el otro, ya que sin Amo la sumisa se siente triste y vacía.. y lo mismo el Amo sin su sumisa, su perra fiel, que le adora, que se anticipa a sus deseos..., y que le entrega su cuerpo y su alma...
Un beso cariñoso, y uno especialmente cariñoso a quien me "despertó", cris >>
 
Ana Karen Blanco escribió:

El despertar a este mundo, estoy de acuerdo con cris, se puede dar a cualquier edad y lo que nos despierte puede ser algo externo a nosotros o también puede ser que un dia nos "caiga la ficha" y nos demos cuenta de lo que somos o de lo que nos pasa.
 
Siempre cuento que en mi caso en particular sentí desde niña el placer de las nalgadas. No porque las recibiera, sino porque cuando veía que otro niño estaba siendo castigado, sentía algo interiormente que no sabía explicar. Pero tal cual lo describe esta sumisa, mi "despertar oficial" se dió con una película.

En otra cosa más comparto su sentir: cuando me di cuenta me sentí muy mal, así que enterré en lo más hondo de mí esa sensación de culpabilidad por tener un gusto tan "enfermizo" por las nalgadas. Tuvieron que pasar muchos años para que volviera a despertar, y esta vez fue internet quien me ayudó.

Y llegó el día en que pude concretar mi más oscuro anhelo y fui nalgueada por primera vez. Pero, a diferencia de cris, no siento la más mínima dependencia por este spanker, ni por los siguientes que también me nalguearon. ¿Significaría eso que ninguno de ellos ha logrado hacerme vivir mis fantasías, o que no haya gozado, o que no me haya entregado por completo? No creo que sea así.

Creo que la diferencia entre cris y yo radica en que ella es sumisa y yo soy spankee. No puedo hablar por una sumisa porque no lo soy, pero siempre me atrae la idea de comprender tanto a las sumisas como a las esclavas. Quizás se me niegue esta posibilidad porque no cumplo ninguno de los dos roles. No las comprendo pero respeto profundamente su forma de pensar y de actuar, y soy incapaz de cuestionarlas o juzgarlas.

Quizás me equivoque, pero creo que las spankees somos más independientes, al menos yo lo soy. No necesito un spanker para sentirme completa. Lo necesito para jugar, no para vivir. Está claro que sin el spanker no podré gozar como me gusta, no podré llegar al placer que tengo antes, durante y después de ser nalgueada. Es un intercambio en el que ambos salimos ganando. Yo me entrego completamente durante la sesión, confío en que él me cuidará y por ese motivo puedo abandonarme por completo en él. Pero lo haré sólo durante ese lapso, durante esas horas.

En cambio el grado de entrega de la sumisa y de la esclava hace que, como describe cris, "necesitarás ser de esta persona... como necesitarás el agua y la comida...". Ella depende de él para "sentirse una Diosa en el Jardín Prohibido del Éxtasis". Eso no lo comparto y dudo que pueda compartirlo alguna vez por una simple razón: no soy sumisa, no soy esclava. Y aunque me digan que una spankee es sumisa, yo digo que no: una spankee no es sumisa, solo tiene actos de sumisión mientras dura el juego. Si usted recuerda, Sir Williams, esto lo hablamos personalmente hace una semana. Claro que esta es mi opinión, no la suya.

Siempre pensé que lo máximo para una sumisa o una esclava era servir incondicionalmente a su Amo, era entregarse completamente a él para su goce y disfrute (el de él, por supuesto). Pero hace unos días atrás, un Amo por el que tengo gran respeto y cariño me dijo que la finalidad de una sumisa o una esclava era que su Amo le dijera que era la mejor sumisa o esclava para él y que estaba orgulloso de ella. Que eso era lo que toda esclava o sumisa quería oir: que su Amo estaba orgulloso de ella. Y que el fin del Amo era otorgarle a ella todo el placer que era capaz de darle. No sé si esto es verdad, sino que, como en el caso de cris, es SU verdad.

No pretendo con esto crear una polémica, solo dar mi opinión desde el punto de vista de una spankee. Gracias por permitirme darla porque equivocada o no, es lo que pienso.

Gracias también a Sir Williams por compartir con el grupo la vivencia de cris.
Ana K.
 
 
Sir Willy Williams escribió:
AnitaK,
¿Y no existe la posibilidad de que no hayas sentido ese sentimiento de pertenencia porque todavía no has encontrado esa persona ideal? Porque según entendí, a eso se refiere cris.
Quizás, el tener distintas experiencias sirve como aprendizaje liberador hasta que un día, sin saber por qué, se encuentra a esa persona que logra "descubrir" en lo más intimo de cada uno de nosotros, el punto disparador y solo con esa persona nos sentimos plenos mas allá de todo entendimiento. ¿Es posible esto? ¿es posible que la parte emocional, sentimental, tenga una importancia que haga la diferencia? Yo creo que sí.
Lo que te dijo ese Amo, es cierto en parte. Las sumisas y esclavas esperan oir que son las mejores para sus Amos. Ese orgullo es tan importante como para una amante escuchar lo mismo de su amante. En lo que disiento es que sea por los mismos motivos. Esa es la diferencia que encuentro (y no solo yo, muchos otros también) entre sumisas y esclavas.
Por otro lado, ésta es la opinion y el sentir de la sumisa cris, pero fue escrito hace 2 años ... habría que ver si actualmente opina lo mismo o si la maduración en su vida como sumisa se ha modificado. También habría que leer las opiniones de otras sumisas y esclavas, para saber con exactitud si es una regla general, si los puntos de contacto son parecidos o totalmente disímiles.
Sir Williams
 
 
Miércoles, 26 de diciembre, 2007 12:53 P.M.
Ana Karen Blanco escribió:
Sir Williams,
Me considero una persona de mente y corazón abierto. Si trabajamos en el supuesto le diría que sí es posible que no haya sentido esa sensación de pertenencia porque aún no ha llegado la persona acertada, pero... mientras tanto, en el hoy real, le digo que no necesito de nadie para sentirme completa. SOY una persona completa y no le pertenezco ni le quiero pertenecer a nadie.
Si me pregunta sobre el amor, y si me falta "la otra mitad", le diría que no, que me falta otro ser entero, otra persona completa que esté dispuesta a transitar el camino de la vida conmigo.
En su texto cris deja ver varios sentimientos y emociones, y estoy de acuerdo con usted
en que ella apunta a la entrega, pero yo me quedé en el sentimiento de pertenencia que ella siente.
De todas formas, cada uno tiene su manera de pensar y de sentir. Por eso usted no está de acuerdo con el Amo que me hizo el comentario que le conté.
Lo mío solo era mi punto de vista. Si llego a conocer y enamorarme un Amo o Spanker que me haga ver las cosas desde otra óptica... entonces recularé en chancletas y se lo dejaré saber. Prometido!
Un saludo desde esta orilla oriental,
Anita K.

Sir Willy Williams escribió:
 
Por supuesto que "trabajamos" sobre supuestos ... no lo personalicé a proposito, solo a modo de ejemplo.
En el supuesto, muy supuesto, que "spankee X", encontrara al "Amo W" o "Dominante Y", y que éste despertara en ella sensaciones, placeres, respuestas, emociones, plenitudes, que ella nunca soñó, o elevara sus niveles de entrega o lograra que ella desarrollara nuevos y desconocidos conceptos y sensaciones .... quizás, tal vez, podría ocurrir, probablemente ... supuestamente, que ella tuviera un sentido de pertenencia hacia él que antes era impensable ... o, quizás no.
Como dice mi amiga Marcela ... todo es subjetivo, hasta lo subjetivo.
Besito
Sir Williams
 
Ana Karen Blanco escribió:

Totalmente de acuerdo con usted en esto Sir Williams.
Lo dicho: si alguna vez me topo con un Amo o Dominante que me hagan sentir de esa forma, lo pensaré y recordaré sus palabras. Sin ningún problema aceptaré que estaba equivocada y sin duda que se lo dejaré saber. Si es como usted dice, de verdad que valdrá la pena haberme equivocado.
Besos también para usted,
AnitaK.
 
 
¿Qué puedo decir?
Hoy, a casi cinco años de haber escrito esto, a casi cinco años de haber pasado de spankee a sumisa, a casi cinco años de haber encontrado a EL Amo (para mí, por supuesto)... acepto que Sir Williams tenía razón. Hoy reconozco que estaba equivocada. Como Él dijo en ese momento, encontré (o Él me encontró a mí) a ese Amo que:
"...despertara en ella sensaciones, placeres, respuestas, emociones, plenitudes, que ella nunca soñó, o elevara sus niveles de entrega o lograra que ella desarrollara nuevos y desconocidos conceptos y sensaciones .... quizás, tal vez, podría ocurrir, probablemente ... supuestamente, que ella tuviera un sentido de pertenencia hacia él que antes era impensable ..."
 
O sea, reconozco que estaba equivocada, pues sí me pasó todo eso que Él supo describir tan bien en ese momento. Así que... vayan mis disculpas para mi Amito bello, para quien me hizo sentir y vivir todas esas emociones y sentimientos.
 
Hoy puedo leer a cris primavera desde otra óptica. Como sumisa y dentro de la relación D/s, NECESITO a mi Amo, porque sin su presencia en mí, ya sea física o mental, no existo. Solo soy sumisa cuando Él está en mí, por eso lo necesito. Como Amo de esta relación, es imprescindible para su sumisa; como hombre es importante para esta mujer, y como ser humano es necesario para mí.

Señor, Usted me es imprescindible para sentirme SU sumisa, porque eso es lo que soy ante mi Amo: SU sumisa, y solo SUYA...
 
Vaya el humilde homenaje de mi entrega incondicional para mi Dueño, en el día de su cumpleaños.

¡¡FELIZ CUMPLAÑOS, MI SEÑOR SIR WILLIAMS!!

Suya siempre,

anitaK[SW]

miércoles, 8 de agosto de 2012

No puedo negar mi felicidad.
Cuando en el 2006 festejamos el 8/8 por primera vez, fuimos un grupito muy pero muy reducido. En el 2007 se nos unieron bastantes más grupos, blogs y foros de diferentes países. Y a partir de allí el festejo fue creciendo año a año.
Debo decir que el Día Mundial del Spanking fue concebido para festejar el Spanking “clásico”, las Nalgadas Eróticas y el Spanking Disciplinario. Nada que ver con lo que se conoce como Spanking en el BDSM, donde todos los azotes en cualquier parte del cuerpo, es Spanking.
No, no. No se preocupen. No empezaré con mi cháchara explicativa de las diferencias entre uno y otro. Solo quería aclarar que este post es en honor a las “Nalgadas”, a los Spankers serios y circunspectos que tienen que estar de buen humor para disciplinar a los rebeldes y traviesos spankees. Y por supuesto a los spankees,  a su frescura, a sus travesuras, a su rebeldía, a sus caprichos y a su contagiosa alegría, a sus ganas de vivir y a su inagotable imaginación donde nacen mil formas de conseguir sus ansiadas nalgadas.
Vaya este humilde homenaje a todo el proceso, al escenario de las nalgadas clásicas, desde que se pergeña la travesura, pasando por la advertencia del Spanker, la acción del spankee, el reto y la sentencia, la espera del castigo (con mariposas estomacales incluidas), el castigo, la humillación, la exhibición… los mágicos momentos de sumisión y entrega, y luego…el perdón, los masajes posteriores y… digamos… etc., etc., etc. Cada pareja decidirá cómo culminar la escena.
Así que, estrenando un nuevo año spanko…
¡¡Larga vida a las Nalgadas y al Día Mundial del Spanking!!

lunes, 9 de julio de 2012


El evento mas importante del año ...!!!
La cita es el sábado 14 de julio de 2012, 22 hs.

Aldea Sado, como todos los años, organiza y festeja el 24/7 Día Internacional del BDSM”, con LA FIESTA BDSM.

Por supuesto en el lugar clásico:  

¡ LA CASONA DEL SADO ! (Buenos Aires, Argentina)

Allí estaré ... acompañennos a disfrutar !

Vean la información completa:


miércoles, 9 de mayo de 2012

Muchos de nosotros llegamos al BDSM luego de pasar un tiempo buscando y sin saber cómo entrar, sobre todo los que tenemos más de cuarenta. Sabíamos qué queríamos, sabíamos qué buscábamos aún antes que se hiciera popular Internet, chats, grupos, foros, blogs y redes sociales.
Algunos tenemos claro nuestro rol desde niños, lo confirmamos en la adolescencia o de mayores. Otros llegan aquí sabiendo que esto es lo que les gusta, lo que buscan, se identifican con lo que ven, pero terminan preguntándose “¿cuál será mi lugar?”.

Puede pasar que a esta gente indecisa no los ayude la edad porque todavía están estudiando, o quizás viendo qué van estudiar. La adolescencia y la juventud es un período donde tomamos decisiones que quizás nos pesen el resto de la vida; hay decisiones que parecen las adecuadas para el momento, pero con el tiempo nos damos cuenta que no fueron las más acertadas; hay unas decisiones que resultan erróneas y otras no. Entonces… ¿qué hacer?

Creo que deberíamos seguir la táctica de los científicos en sus laboratorios: ensayo y error. Prueban, experimentan, se equivocan, vuelven a empezar… hasta dar con la fórmula que buscan. Para eso no es necesario tener experiencias reales; lo que me parece básico e imprescindible es … la información.

Necesitamos informarnos y aprender. Nadie sabe todo, menos aún la gente nueva, la indecisa, la que está buscando su camino; esa es la que más debiera ocuparse por saber. ¿Por qué? Porque si decide ser Dominante debería tener conocimiento de su rol, debería saber la responsabilidad que conlleva, debería conocer cosas básicas como dónde azotar, qué tipo de vela usar, o cómo contener al dominado. Y si es sumiso debería tener información para, antes que nada, asumir la responsabilidad de cuidarse a sí mismo, porque si tiene pasta de sumiso, el Amo se encargará de educarlo en la sumisión para convertirlo en lo que Él desea.

Así que confrontando las actitudes que se esperan para un Dominante (ya sea Amo, Señor, Dueño, Spanker), para un sumiso (o esclavo) y para un spankee, será más fácil identificarse con el rol que nos identifique, con el que nos sintamos cómodos.

Hay Amos que piensan que ser Spanker es azotar a la spankee, y no es así. En el Spanking clásico son muy importantes el juego de roles, la actitud de cada rol, el vestuario, el juego anterior a la azotaina y también el posterior. Y una esclava está en las antípodas de una spankee, y la sumisa tampoco se parece a la spankee. Las dos primeras solo buscan agradar al Dominante, y la spankee busca hacerlo enojar, desobedecerlo y mostrarle su rebeldía, algo que la sumisa o la esclava jamás haría.

 Hay mucha gente, sobre todo en Facebook, que sabe que le gusta el BDSM pero desconoce su rol, y está muy perdido. Creo que antes de buscar un compañero de juego debería saber, debería tener claro quién es, qué es y cuál es su rol. No para encasillarse, sino para disfrutar con la seguridad de que está haciendo lo que le gusta en el rol acertado y en el lugar que le corresponde.

Por supuesto que este es mi punto de vista, y me encantaría que me dijeran su opinión.

Saludos para todos. Estoy feliz de regresar a escribir en este blog.

anitaK[SW]

miércoles, 7 de marzo de 2012

Hace un tiempo que vengo pensando una idea que me da vuelta en la cabeza. ¿Qué llama la atención de una persona para que guste de otra y se enamoren? ¿Es necesaria la belleza física para conquistar al otro? ¿Qué es lo que más seduce: la inteligencia, la cultura, el físico… o una combinación de todo eso?

A través de la historia existieron mujeres que conquistaron corazones con su belleza: Helena de Troya, Cleopatra, Mesalina, Anna Bolena, María Antonieta, Lady Godiva o Madame de Pompadour. Más recientemente tenemos a íconos como Marilyn Monroe, Sofía Loren, Greta Garbo o Catherine Deneuve y de este siglo XXI se podrían nombrar infinidad de actrices, modelos, atletas, etc. Sería una lista de nunca acabar…

La vida e historia de algunas mujeres me conmueven, pero hay tres en particular que admiro, porque podría considerarse que no tuvieron una belleza tradicional, pero fueron capaces de seducir artistas, escritores, poetas, filósofos, estadistas, políticos, etc., hombres con una gran capacidad intelectual y emocional.

Podría comenzar con…

Frida Kahlo

Sin duda que era una mujer hermosa a pesar de sus cejas espesas y su bozo. Ella supo manejar y hasta resaltar eso en sus pinturas, logrando que la conocieran y aceptaran así, orgullosa de su físico, sus rasgos y su origen. Con sus dolores, su cuerpo con problemas y cicatrices y todo lo que se podría calificar como “defectos físicos” pasaron a segundo plano gracias a su fuerte personalidad, con la que conquistó y sedujo a hombres y mujeres como Diego Rivera, su gran amor y “el segundo gran accidente de mi vida” como lo calificara más de una vez, además de León Trosky, Chabela Vargas y tantísimos más.

Según la veo, a pesar de su carácter altamente dominante, sabía cautivar a su Diego cocinando para él, acompañándolo o esperando su regreso. Ninguno de los dos se caracterizaba por la fidelidad; sin embargo, no importa con quién estuvieran siempre regresaban al otro.

Frida dejó una lección de vida donde la lucha fue una constante, ya fuese en el plano político, social, sentimental o personal. Se aferró a la vida con uñas y dientes; luchó por su salud, por su amor, por su supervivencia física y emocional, por sus ideales políticos; luchó con sus dolores, sus miedos, su soledad, sus inseguridades y frustraciones, plasmando esa riqueza interior en cada uno de sus cuadros.


Carlota Ferreira

Seguramente la mayoría de los lectores de este blog no sepan de quién se trata. Esta mujer se hizo conocida, entre otros motivos, por el retrato que le hizo el uruguayo Juan Manuel Blanes, “el pintor de la Patria”.

Carlota era el ideal de belleza de finales del siglo XIX, porque hoy en día pocos la mirarían con los mismos ojos que los hombres de aquella época.

Como podrán observar, además de reflejar muy claro la ropa de la época, el retrato muestra una mujer de proporciones digamos… generosas, que el apretado corsé a punto de explotar no puede disimular; los brazos gruesos, el abundante busto y la redondez del semblante. Pero…

Esta mujer obesa, de rostro poco agraciado, adicta a la morfina y de una conducta demasiado liberal para su época, debía tener algo “especial” para haber tenido cuatro maridos, embelesar a uno de los pintores más grandes de la época, al hijo de este y a unos cuantos hombres más.

No juzgo ni critico su estilo de vida, solo la traje a este post porque admiro que alguien tan poco agraciado físicamente haya podido seducir a políticos, médicos, artistas y más.

Su primer esposo fue Emeterio Regúnaga, Ministro uruguayo durante el primer gobierno de José Batlle y Ordoñez.

Viuda, cruza a Buenos Aires y contrae nupcias con Ezequiel de Viana, perteneciente a una de las familias de más rancio abolengo, del que quedó viuda al poco tiempo.

El tercer matrimonio fue también en Buenos Aires con Nicanor Blanes, pintor y quince años menor que la ya amante de su padre, Juan Manuel Blanes, a quien conoció cuando al enviudar le encargó un retrato de su primer esposo y luego el de ella. Carlota también fue modelo para otra pintura de J. M. Blanes: “Mundo, demonio y carne”, aunque jamás se pudo comprobar que fuese ella. Tampoco se pudo probar si en realidad Nicanor encontró a su padre y a su esposa en pleno acto amoroso; aunque después Carlota pidió el divorcio y le fue concedido. Al enterarse del fallo, Nicanor terminó huyendo hacia Italia, donde desapareció. María Linari, la esposa de J.M. Blanes, escribió: Carlota tiene la atracción del abismo.

Sin duda que esta mujer tenía una atracción especial y se podría decir que nefasta. El Dr. Julio Jurkowski, polaco, casado y con familia, abandonó todo para huir con ella y la hija de esta a Salto, en el norte del Uruguay. De allí cruzaron a Córdoba donde el médico instala un sanatorio para enfermos pulmonares. Es en ese lugar que su hija María Esther conoce y entabla relación con el escritor Horacio Quiroga, pero Carlota se opone a estos amores y su hija termina suicidándose. De esta relación nace el cuento “Una estación de amor”, donde el autor relata las vicisitudes de lo que sucedido.

Carlota y su fiel adicción a la morfina acaban también con la brillante carrera del doctor polaco. Sola, decide regresar a Salto donde se pierde su rastro.

Es probable que Carlota Ferreira no tuviera una vida feliz, pero sí tuvo una gran capacidad de seducción que, según parece, no supo aprovechar…


Elena Ivanovna Diakonova
Más conocida como Gala, la musa inspiradora y gran amor de Salvador Dalí.

Dejé a esta enigmática dama para el final porque soy de la idea, como muchos otros, que esta mujer fue la Dominante, el Ama del hombre y del artista. Y creo que no me equivoco.

Gala tuvo varios amantes antes de que Dalí llegara a su vida. Desde su arribo a París de la mano de su esposo Eugène Grindel -conocido como Paul Eluard- y con Cécile, la única hija de Gala, se relaciona con los vanguardistas y entre ellos tiene algunos amantes, hasta que en 1929 conoce a Dalí. La atracción es mutua y el amor que nace entre ambos hace que ella abandone a su familia y ya nunca se separe del artista.

Sin duda que esta fémina también tenía algo especial que atraía a los hombres. No creo que fuese su delgadez ni la extraña belleza de su rostro. Quizás fuese su inteligencia, su cultura, su carácter fuerte o su seguridad para tomar decisiones.

Si tenía alguna duda sobre el fetichismo del pintor, esta foto de Dalí tomada en New York por Philiphe Halsman me terminó de convencer. ¿Una mujer utilizada como escritorio y otra en el fondo con las piernas hacia arriba y con una careta en los pies?

En 1968 Dalí le compra el castillo de Púbol; lo manda reparar, lo decora, le pinta murales y hasta le instala un trono (foto tomada por Jordi Puig) a su… ¿Dueña? ¿Reina? ¿Ama? Y todo eso ¿para qué? Para tener que pedir permiso y no poder ingresar al castillo a menos que fuera con expresa invitación de Gala.

Según se dice, ella era su manager, su musa, su amor, su esposa, su inspiración… y quien tomaba las decisiones. Amén de que tenía amantes con el conocimiento de Dalí. Por cualquier lado que uno lo mire, encaja con una relación D/s entre Ama y esclavo. ¿Lo serían? A mí me parece que sí.





Como sea, vaya este humilde homenaje a las mujeres como estas, que sin cumplir un canon de belleza estipulado, supieron explotar ese “algo” especial que las hizo tan seductoras, especiales y hermosas ante los ojos de quienes las amaron, dejando huella en sus corazones y en sus vidas.

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers