viernes, 21 de marzo de 2008

Evolución: de spankee a sumisa

Así como nací con un color de pelo o de ojos determinado y con un temperamento que me define, así también puedo decir que nací spankee. Desde muy pequeña he tenido esta inclinación y siempre sentí atracción por las nalgadas.
Como la mayoría de los que disfrutamos de esa aficción, por muchísimos años lo mantuve oculto por sentirme diferente y hasta una “degenerada”. Un día hace como tres años, descubrí gracias a internet que “eso” que tanto me gustaba se llamaba Spanking, así que averigué todo lo relacionado con el tema y pude comunicarme con otras personas que compartían mis mismos gustos. Por fin me sentía entre mis pares, comprendida y aceptada sin ser juzgada.
Desde que comencé a intervenir en los grupos he tenido trato con Amos, pero siempre como spankee. Uno de ellos, mi querido príncipe azul, me anunció desde el primer día que yo era sumisa. Por supuesto que me reí y se lo negué rotundamente. Pero esa palabra comenzó a calar en mí. Al jugar con otros Amos me repitieron lo mismo, pero yo... lo seguía negando. Interiormente sus palabras y afirmaciones eran como la gota que cae sobre la piedra y con el tiempo la va modelando.

Todos los amigos spankos que me conocen se preguntan qué fue lo que me sucedió, cómo cambié de un día para otro de spankee a sumisa. Bueno, no fue de un día `para otro. Lo que sucedió es que yo jamás lo había admitido ni siquiera ante mí misma, pero siempre lo había pensado. No sé con certeza qué, cómo o en que momento se me hizo el “click”, pero quizás al escribir este post logre descubrirlo junto con ustedes.

Nunca tuve dudas sobre mi rol de spankee y considero que me seguiré sintiendo así porque es mi naturaleza. Pero también siempre dije que me atraía el spanking con “gotitas” o “toques” de BDSM. Por ejemplo: me gusta el bondage aunque muy light, o que me cubran los ojos, o ser dominada que puede ser humillante pero al mismo tiempo excitante.

Mi Amo trató varias veces de explicarme que el pasar de ser spankee a sumisa era una “evolución”. No lo comprendí hasta que leí en su Foro la explicación que él mismo dió: Se podría hacer un paralelismo con la educación: la spankee estaria en el primario, la sumisa en el secundario y la esclava en la Universidad. ¿Por qué? Porque la entrega podría ser similar, pero los límites que cada una pone son diferentes. Cuanto más “evoluciona”, menos límites pone.
En mi decisión de convertirme en sumisa se juntaron varios factores, pero hubieron dos que fueron preponderantes:

1) El haber encontrado a Sir Williams y sentirme totalmente segura a su lado, tanto como para poder entregarme por completo y casi sin reservas. La confianza que deposité en él me da la seguridad necesaria como para poder entregarme.

2) El haber enfrentado la realidad que esquivé desde mi juventud, esa realidad que me gritaba que yo era sumisa. Al mirarla cara a cara me di cuenta del por qué de mis reacciones, de mis dudas, de mis fantasías más ocultas y recurrentes.

Claro que esto no me quitó el gran miedo que yo le tenía al mundo del BDSM, pero acepté que podría entrar a este “tenebroso castillo” (según yo lo veía en ese momento), si lo hacía en compañía de mi Amo.

Decidí hacerlo y lo hice; me aferré a la mano del que sería mi guía y protector y entré al BDSM. ¿Saben qué? No me pasó nada, excepto el haber descubierto un mundo que es totalmente diferente al que yo me había imaginado. No es negro, ni tétrico, ni diabólico. Siguiendo las huellas de mi Amo este mundo me resulta, al menos hasta ahora, romántico, luminoso y placentero en vez de doloroso, tenebroso y tortuoso como siempre lo imaginé.

En lo poco que he recorrido hasta ahora he comprendido que, así como en cualquier disciplina, me va a ir de acuerdo al compañero que elija para transitar este camino. Y yo elegí el mejor (para mí ¡claro!).
Si nos acompañan, los invito a recorrer este camino mientas yo voy aprendiendo sumisión... tras los pasos de mi Amo.
anitaK[SW]

13 comentarios:

Fer dijo...

Siempre he creído que eres una mujer en constante evolución, una niña inquieta y a la vez inteligente, que está enrolada en una búsqueda que va recorriendo diversas etapas y estaciones. Tal vez discreparía de algunos puntos de tu artículo, pero sin embargo es más importante el acuerdo que me produce, puesto que nada es postizo y todo es fruto de tu personal y directa experiencia.
Es un placer leerte en esta nueva fase, sabiendo que aprendes sumisión de la mano de un buen maestro como es SW.
¡larga vida a tu nuevo blog!

Tarha dijo...

Todo camino que se inicia nos cambia,las experiencias que en vivimos nos hacen evolucionar ya cambiar,asi te sucedio a ti cuando empezastes a andar,priemro spanke,ahora sumisa,mañana quien sabe;pero seguro que sera maravilloso.
Tarha

Mistress Moon dijo...

linda Anitak, veo que eres una muchacha con ansias de conocimiento. Eso es lo mejor que le puede pasar a un ser humano. Siempre estar dispuesto a aprender.
Claro, que el BDSM no es tétrico ni escandaloso ni siquiera un mundo hostil ni degenerado, de hecho te puedo decir que las mejores amistades en mi caso salieron de éste mundo. Puede que quizá porque se nos consideró marginados, sentimos con mucha más intensidad y eso hace que nos aferremos más los unos a los otros.
Tu Amo tiene razón, La vida no es una mierda,,, o si?, todo depende del estado de ánimo que uno tenga.
Yo te animo a tener ese ánimo que transmites y que te va a hacer crecer aún más en la sumisión,. Un paso además de valiente, fascinante y lleno de enriquecimiento personal.
Querida, aquí estoy para lo que necesites de mi. Será un gran placer seguiros ...
Besos, y respetos a tu Señor

anitaK[SW] dijo...

Gracias querido Fer, gracias amigo! Tengo que decirte, o mejor dicho repetetirte, que el tener este segundo blog te lo debo a ti, a la oportunidad que me diste y a la experiencia que obtuve en tu prestigioso blog.
Gracias por acompañarme, por estar a mi lado y por existir... para mí! Un fuerte abrazo y gracias por ser otr vez el primero en colocar un comentario.
anitaK[SW]

anitaK[SW] dijo...

Mistress Monn, Señora...
Los deseos de aprender siempre están presentes en mí, tanto que debo frenar mis ansias e impulsividad.
Humildemente creo Señora, que como decía Ramón de Campoamor: "...todo depende del color del cristal con que se mira". Y es mi intención poner un cristal transparente en el BDSM para verlo como es en realidad, y no desde el cristal oscuro con que lo muestran algunos videos y relatos.
Gracias por sus palabras de ánimo, por tomarse el tiempo para escribirme y por transmitir en su mensaje el aliento para que continúe.
Reciba mis más sinceros respetos,
anitaK[SW]

anitaK[SW] dijo...

Amo Tarha, Señor...
Este blog se siente honrado con su presencia, y yo personalmente debo confesarle mi turbación y al mismo tiempo alegría al encontrar que un Amo de su prestigio nos haya vistado y además tuviera la delicadeza de dejar un mensaje como este.
Sólo puedo agradecerle con la esperanza de que nos visite nuevamente.
Con el mayor de mis respetos,
anitaK[SW]

maria dijo...

Me encantó el planteamiento de tu evolución, no dudo que tu Amo te enseñará a ser lo que tu estás deseando. Creo que has tomado el mejor camino, aprender poco a poco y entre los dos crear vuestra relación única.

Besos

anitaK[SW] dijo...

Hola María, gracias por el comentario; espero que sea así y poder aprender lo que mi Amo desee enseñarme.
Un afectuoso saludo,

anitaK[SW]

Tane dijo...

Vaya, vaya, no tenía ni idea anitak {sw}(es así como te llamas ahora o en este blog, no?).

Enhorabuena por tener la capacidad de explorar cosas nuevas que a pesar de temidas también te resultan atractivas. Mucha suerte en este camino nuevo, en el del aprendizaje y en el del nuevo blog, es muy bonito y luminoso.

Lara vida al blog y a las personas de horizontes abiertos.

Un beso

Alejandra dijo...

Bueno Ana K. Felciidades por este nuevo reto... sin duda seguiré de cerca tus evoluciones, porque me siento muy indentificada con el proceso que estás viviendo. A mí me está pasando lo mismo y comienzo a preguntarme si en toda spankee existe el potencial de convertirse en sumisa.

He descubierto que la sumisión no es la pérdidad de identidad y de voluntad como muchos lo han hecho ver, sino que mi propia voluntad me lleva a la sumisión porque mi mayor deseo es complacer a mi amo. Quiero saber qué le gusta, cómo le gusta y en qué momento para así siempre saber qué, cómo y en qué momento complacerlo.

Y en momentos mi razón se debate con este sentimiento sin lograr aplacarlo, y me da mucho miedo, pero lo irónico es que no me da miedo el sentirme sumisa a mi amo, sino el hecho de que no me da miedo. No sé si estoy divagando demasiado.

Hace unos días, le decía a Rafa que ya no sabía si era sumisa porque lo amo o lo amo porque soy sumisa, porque la verdad no sé qué ocurrió primero, ya que nuestra relación empezó como spanking exclusivamente, y como tú dices ha ido evolucionando lentamente. Porque si bien la línea que puede dividir el spanking con el BDSM es delgada, las spankees tenemos el prejuicio (o al menos yo lo tenía) de que ser sumisa significaba perder la identidad. Y no me daba cuenta que la razón por la que permito ciertas cosas es porque al saber que mi amo siente placer en ellas, inmediatamente me dan placer a mí, y ese placer supera el dolor o la humillación que pueda sentir en determinados momentos.

No sé si te sientes identificada con lo que te digo, pero quería compartir mi opinión contigo. De más está decirte que en esta nueva etapa, también tienes un lick en mi blog.

Muchas felicidades y éxito

oscar dijo...

Pues felicidades, Si esto es lo que te hace feliz, cualquier otro comentario esta de más... No en sentido literal, claro ¡Comenten, comenten!

anitaK[SW] dijo...

Hola Tane! qué lindo verte por aquí, gracias por tu visita y tus palabras.
Sí, soy anitaK[SW], así me ha bauitizado mi Amo como su sumisa. Y lo que es mi intención en este blog es contribuir con un granito de arena a que los spankos dejemos de ver al BDSM como un tenebroso lugar que no tiene que ver con la realidad... Un beso y continúa acompañándonos.

anitaK[SW] dijo...

Hola Alejandra!
Gracias por tu mensaje y por supuesto que me siento muy identificada contigo. Estoy segura que tendremos muchas experiencias similares que podremos compartir. Gracias también por el enlace. Un abrazo para tí.

Oscar, te aseguro que sí me hace muy feliz esta situación. Gracias por tu comentario y espero que no sea el único. Un Beso!