miércoles, 3 de marzo de 2010

Cuando mi Amo puso su mira sobre mí, me envió un play-list para conocer mis gustos y sobre todo, mis límites. A pesar de tenerle confianza, no lo conocía demasiado, así que ante la duda, a todo le decía que no, más que nada por temor y desconocimiento.
Recuerdo que eran límites “duros”, por ejemplo, los azotes en la espalda. Hoy me causa gracia porque creo que en mi imaginación los azotes se parecían a los de una película de piratas de los años 40 donde los marineros rebeldes eran atados a un poste y las heridas de los látigos no se curaban en toda la película.
Pero mi Señor tuvo la paciencia, la delicadeza y la inteligencia para ayudarme a traspasar esos límites “duros”. Me llevaba hasta el borde de la línea (que finalmente no era tan dura) y me dejaba deseosa de más, de que continuara, de que no se detuviera bajo ninguna circunstancia. “Lo siento. Seguiría, pero es tu límite”. Hasta que un día, hablando del playlist, yo le confesé que lo había hecho por temor, e hice uno nuevo. Mis límites habían pasado de 156 a 48. Sin palabras…

Hoy por hoy digo que “no tengo límites”, pero no es verdad, sí los tengo. Pero sucede que Sir Williams los tiene muy claros, sabe cuáles son realmente mis límites “duros”. Así que yo me entrego a Él por completo y simplemente obedezco sus requerimientos. Y cuando hay temor, es más el miedo a lo desconocido que a lo que me pueda suceder, porque sé que estando en sus manos estoy a salvo.

Y así es que este año, de su mano, he traspasado varios límites que ya dejaron de serlo. ¿Me permiten que los comparta con ustedes?
El día de nuestro segundo aniversario fue maravilloso. Mejor dicho: la noche. Parada ante una banqueta de cuero, mi Amo comenzó a sacar de un portafolio cual mago de una galera, los instrumentos de siempre más algún elemento nuevo en nuestras sesiones: papel film de cocina y cuchillos. No puedo decir que me asusté (mucho), pero sí llamaron profundamente mi atención estos elementos.

Uno de los cuchillos recorrió mi cuerpo. Aunque sabía que nada me iba a suceder, la adrenalina corría por mis venas vertiginosamente. Sentir el frío del metal, sobre todo en zonas sensibles como los pezones, fue muy excitante. Yo estaba sólo con las sandalias de tacón y la ropa interior. El cuchillo se introdujo por los breteles del sostén cortándolos sin piedad, para pasar luego a la separación de los senos y subir por allí, hasta posarse descaradamente en la unión del brassier y con un golpe seco y cortante, hacer que terminara en el suelo, despedazado… Las bragas no corrieron mejor suerte: la cadera sintió como el frío del cuchillo corría lentamente desde las nalgas hacia el monte de Venus. Iba y venía, corría o se detenía, se sentía frío o tibio por el contacto y el roce con la piel. El encaje no hizo resistencia ninguna al filo del cuchillo, y las piernas abiertas facilitaron la caída de las bragas que fueron a parar junto al sostén. ¡Mmmmmaravillosa experiencia!

Pero allí no terminarían las sorpresas. Ahora, desnuda, con las piernas cerradas y los brazos cayendo a los costados, fui envuelta de pies a cabeza con papel film o de cocina. Experiencia increíble la de estar totalmente inmovilizada, con los sentidos en su mínima expresión, sintiendo multiplicado cada sonido, mirando hacia dentro, hacia uno mismo, porque no hay nada más que mirar ni que sentir, excepto el dildo colocado oportunamente. Verano, calor insoportable, y la traspiración cayendo por el cuerpo… De pronto se abre un hueco a la altura del ano y todo el frescor imaginable da un respiro a tanta temperatura. Otro hueco igual, pero por delante, y en los pezones donde son aplicados los broches. La mano de mi Señor que me recorre, su voz que atraviesa el material y llega a mis oídos junto con el sonido del film. Las emociones se agolpan, un gran sentido de entrega llega a mí. “Soy suya mi Amo, sólo suya mi Señor”, grita mi mente en la oscuridad en la que estoy sumida. Entrega, sumisión, vulnerabilidad… y una experiencia para repetir, sin dudas.

Otra de mis experiencias nuevas fue el fistting vaginal. También para mí insumió una gran entrega, porque debe una distenderse por completo, abrirse y dejar hacer. Fue un enorme acto de sumisión para mí, y creo que los nervios me traicionaron un tantito, porque no logré disfrutarlo a pleno. Pero ya habrá más oportunidades, supongo.

En una de nuestras charlas nocturnas por el Messenger, mi Amo me había dicho una noche, hablando de las cosas que yo me animo o no a hacer, que nunca le había hecho un Streep-tease. Me reí y le contesté que yo no servía para eso, que no me animaba, que mi cuerpo, que mi altura, que no soy flexible, que… Pasó un tiempo y fuimos a visitar a un Amo amigo a su casa. En determinado momento sonó una música y mi Señor me miró fijo y me ordenó: “Quiero que nos hagas un Streep-tease”. Quedé dura. No me podía negar, no se me hubiese ocurrido, pero al mismo tiempo… no sabía qué hacer, cómo empezar, ni siquiera conocía la canción. Así que me puse de espaldas, cerré los ojos y… me dejé llevar por la música. Sí, sí, hasta hubo aplausos por parte de la “audiencia” y las felicitaciones de ambos. Si me preguntan les puedo decir con toda certeza que este fue el límite que más me costó traspasar. Lo hice por orden de mi Amo, pero no puedo negar que me sentí sumamente ridícula haciéndolo, pero también acepto que me hizo mucho bien el poder vencer mi propio límite, el de pensar que no soy capaz o que no sirvo para eso.

Fue un verano de experiencias nuevas, de muchísima entrega, de sumisión en toda la extensión de la palabra, de superar nuevos desafíos y atravesar barreras que muchas veces me impongo a mí misma. Quiero agradecer a mi Señor, Sir Williams, por llevarme de la mano por todos esos vericuetos de mi mente y ayudarme a superar mis peores límites: los que me impongo a mí misma.

10 ENSEÑANZAS:

Selket dijo...

Gracias por compartir algo tan íntimo y hermoso con nosotros.
Sin dudas en cualquier pareja la confianza es imprescindible para avanzar, pero más aún en una relación BDSM.

Felicidades a ti y Sir Williams.

jjadde, seda roja de Gor dijo...

Cada barrera que cae es un paso mas en la entrega,y en la felicidad tambien...

Bellos relatos, no hace mucho tambien fui momificada..y es una sensacion de albsoluta dependencia, de entrega, fue simplemente delicioso, profundo.....

besos, bella....

vazquez dijo...

gracias por tus enseñanzas

anitaK[SW] dijo...

vazquez, bonita, que yo no enseño a nadie, solo aprendo y comparto con ustedes, queridos amigos que me leen, las experiencias que vivo, mis ideas y pensamientos, pero nada más.
Quizás como tú esté aprendiendo de otros, tal vez aprendemos de gente que ni sabe que existimos, pero en mi ánimo no está el enseñar.
Selket, jjadde... gracias por estar siempre! Besos a las tres

Bella Spankee dijo...

Querida amiga que grato es leerte y poder evocar por medio de tus palabras tantos bellos recuerdos.
Me senti identificada con el fisting vaginal ufffffffff....
Ciertamente en mi primera vez tampoco lo disfrute... creo que era mas miedo que otra cosa...
Espero tambien anciosa volver a disfrutar en otra ocasion el placer del Sentir de esta sensación porque solo al recordarlo ya me entran hasta cosquillitas jajajaj
Besitos nena..

bella

SirFrancis dijo...

Los límites están para ser transgredidos en el devenir del tiempo, de lo contrario, ¿dónde quedaría la auténtica diversión?

flordelis {SAA} dijo...

Que bueno lo que contás!Me ecantó y te agradezco que compartas los avances en el camino.
Hermoso recorrido, que siempre esta en expansión.
Mis respetos a tu Amo un beso grande para vos
flordelis{SAA}

Anónimo dijo...

simplemente ME ENCANTO!!!!! Gracias por llevarme en ese viaje maravilloso

si desean agregenme amis76amis@hotmail.com

besos

amis

Face dijo...

punish those whores

Fetish Movies
Perverts
Spanking Clips
Torture XXX
BDSM CLIPS
MAX HARDCORE

puta cinde {T} dijo...

Bello relato, me ha encantado, y esa imagen de los cuchillos . . . genial.

Un beso
cinde de Tarha

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers