sábado, 18 de abril de 2009


Vanidad… ¿qué es la vanidad? Sí, es un pecado capital, pero ¿qué más? Según F. Nietzsche "La vanidad es la ciega propensión a considerarse como individuo no siéndolo...". Eso si lo vemos filosóficamente hablando. Según la Academia Española :

vanidad

  1. f. Arrogancia, envanecimiento y deseo de ser admirado por el alto concepto de los propios méritos:
    su vanidad es mayor que su inteligencia.

  2. Ilusión, vana fantasía:
    las vanidades del mundo.

  3. Palabra inútil o vana.

Pero lo que nos importa a los que escribimos y a los que leen este blog es el primer concepto; o sea, cómo vemos o cómo es la Vanidad en el BDSM, o mejor dicho, en sus integrantes Dominantes y sumisos. Creo que lo vemos todos los días en los foros, grupos y hasta en los blogs.

Hay ocasiones en que ciertos Doms que por tener un nick de “Señor…”, “Amo…”, “Conde… Duque… Sir…”, o cualquier otro título autoimpuesto, creen que si bien deben de ser tratados de forma protocolar, ellos pueden tratan a los demás de forma arrogante y sin ningún respeto. Porque el otro, sea o no Dominante, también merece respeto.

¿Cuáles serían los motivos que llevan a un Dominante a envanecerse? Quizás una idea equivocada de lo que es un Dominante. No es mejor aquel que grita más, o el que está vestido de cuero negro, o porque azota más fuerte que ninguno, o porque es capaz de clavar muchas agujas o de hacer un buen bondage; esto último para mí simplemente es destreza. Pero quizás esta persona no está bien informada acerca de lo que se necesita para ser “el mejor” Dominante.

En principio, no hay parámetros para establecer "mejor Dominante o mejor sumiso", y en segundo lugar, depende de "para quién". Ahora si ese dominante "se cree" el mejor, sin tener en cuenta lo anterior, es pura vanidad

¿Y que hay de los sumisos? Y hablo de sumiso en forma genérica y en él incluyo a los spankees, sumisos y esclavos, aunque para algunos sea diferente y para otros no. ¿Es posible que un sumiso sea vanidoso? La vanidad es lo contrario de la humildad, y un verdadero sumiso no debería ser vanidoso.

¿Cómo sería un sumiso vanidoso? Pues sería aquel que se cree más obediente, con más entrega, con menos límites, menos quejoso y más sumiso, indispensable para su Amo, tanto que piensa que jamás lo cambiaría, por supuesto.

Hay un viejo refrán muy aplicable a este caso que dice: "El mejor todavía está por nacer"; viene bien tenerlo en cuenta para que la vanidad no nos alcance porque: siempre hay alguien "mejor".

Sir Williams – anitaK[SW]

7 ENSEÑANZAS:

Selket dijo...

La vanidad es uno de esos "pecados" que pueden ser perjudiciales no sólo para quien la ejerce sino para quienes están expuestos a quien la ejerce.
Y me atrevería a afirmar que en este mundo (con lo poco que aún sé de él) puede llegar a ser mucho más perjudicial dado todo lo que hay en juego.
No creo que sea una buena compañera, ni para un sumiso ni para un dominante.
Esa es mi humilde opinión.

Besos

—¤÷(`[¤QueeN LuxurianT¤]´)÷¤— dijo...

Partamos del hecho que uno no existiría sin el otro (la/ él dominante, sumiso/a).
¿Creo que hablamos de la intensidad de los hechos? En tanto y en cuanto la graduación de vanidades aumente para ambos casos, se producirá un decrecimiento de la contraparte. Es allí cuando se justifica ontológicamente la existencia de la vanidad.
Es decir que debe fundamentarse sobre otro la acción vanidosa, si a un x vanidoso contraponemos un x vanidoso, el caso es paralelo.
para que el mérito sea reconocido como tal debe haber un reconocedor, sino se invalida en el mismo momento de su aparición.
Personalmente, creo que nos valemos de "juegos" impuestos en nosotros mismos y en nuestra compañía. La real existencia del dolor o el daño irremediables quedan exceptuadas. Si esto resultara, volveríamos al hecho de tergiversar valores, no ya para pleno disfrute nuestro y del otro, sino hallando equivocadamente otro destino.
Los hay que llevan hasta extremos insospechados sus obsesiones, no los critico, pero conscientemente saben hacia dónde se dirigen: la única obtención del dolor.
También existimos los que jugamos en búsqueda concienzuda del limpio hecho de propiciar los goces y hasta allí solo llegamos.
Me parece que todo es cuestión de la intensidad, de hecho, ésta, es la que determina algunos nombres que les damos a los aconteceres en la vida.
A veces es muy delgada la línea que divide un juego de yn verdadero flagelo. Y como casi todas nuestras acciones humanas y el posterior análisis que sobre ellas desprendemos, se vale simplemente de los puntos de vista y de los manejos de quienes los determinan.
Interesante post.

jjadde, seda negra de Gor dijo...

un Amo my reespetable establecia en un articulo la diferencia entre sumisas y presumidas...estas ultimas muy pagadas en sus habilidades para servir, complacer, para hacer feliz a un Amo....

una cosa es estar conciente de nuestros meritos del tesoro de nuestra entrega y otra es el envanecimiento superficial..en una sumisa es una contradiccion vital..

un beso

Tarha dijo...

Por desgracia siempre habra quien se crea los titulos que se impone.
Tarha

flordelis {SAA} dijo...

Para quien se los crea, en forma pública y universal, mi única reflexión es: patéticos.
Este es un juego en el que siempre, siempre debe haber consenso de las partes, todas las partes.
Así es que presentarse vanidosamente por un título autoimpuesto o sujeto a una persona o grupo que eligieron servirlo y hacerlo extensivo al resto de la comunidad por ejemplo, es sencillamente patético y particularmente lo/la separaría de mis contactos.
Lo mismo vale para un/a sumiso/a, aunque convengamos que en general son menos observables que los dominantes que se la creen, que los hay y muchos.
Perdón por la extensión.
Es mi humilde opinión.
Besos flordelis {SAA}

Mary dijo...

Para mí, esa vanidad es más bien fruto de mirar la relación desde fuera que desde dentro.

Es dejar de ser quien eres con respecto a tu pareja, dejar de ser pareja para dar y empezar a ser pareja para recibir. Es querer ser quien eres no por amor y por lo que te aporta, sino para aportarse a uno mismo.

Uy, creo que lo he enrevesado un poco. Espero que se entienda.

besito

LADY_BLUE dijo...

CONCUERDO CONTIGO NO PUEDE ALGUN SUMISO DECIR YO SOY BUENO POR ESO MI AMO ES MUY BUEN DOMINANTE, PERO LA VANIDAD TIENE Q HABER PERO NO A TAL GRADO SINO DE SER COQUETOS O (TAS) PARA VERSE BIEN OLOR Y ESTAR CADIA MAS PRESENTABLES PARA UNO ME ENCANTA LEERTE UN PLACER

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

Protégeles denunciando...

Protégeles denunciando...
DI NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL!!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!

NO LO PERMITAS... DENÚNCIALO!
podría ser tu hija...

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

NO A LA VIOLENCIA DOMÉSTICA
NO AL MALTRATO FÍSICO O VERBAL

¡NO AL ABORTO!

¡NO AL ABORTO!
SE RESPONSABLE: USA CONDÓN!

TUTORIAL DE PRACTICAS

SLNR

SLNR

QR-Code

QR-Code

Blogroll

Aprendiendo a tu lado...

Traductor

Posts Populares

Libro de Ana Karen Blanco

Tiempo BDSM

Libro SIn mirar atras

Google+ Badge

Seguidores

Google+ Followers